Pruebas de coches

Pruebas de coches

"Mercedes Benz C220d Cabrio aut."


No sólo estilo


Con la Clase C Cabrio Mercedes Benz busca ofrecer un producto netamente atractivo como mandan los cánones de los descapotables añadiendo planteamientos prácticos para que resulte un coche plenamente funcional en el día a día.




La primera de esas “concesiones a la razón” es su motor. Pasaremos muy por encima de ello ya que es un viejo conocido. Tampoco haré especial sangre en la falta de sensibilidad que, muy personalmente, considero que es tener un descapotable con un propulsor a gasóleo. Allá cada cual.

El bloque que anima este bonito “top less” de la marca es el “viejo” 220d, o sea, es el cuatro cilindros de 2.143 centímetros cúbicos y 170 CV que en el resto de la gama ha ido cediendo paso al nuevo dos litros con 190 CV, a pesar de mantener la misma denominación (como en el E220d).



Este motor es satisfactorio en términos de rendimiento –prestaciones- y eficiencia –consumo y emisiones-, pero no tanto en lo tocante a ruido y vibraciones. Al menos tiene un buen sistema start&stop que ayuda a mantener el glamour en los semáforos al detener el feo y molesto traqueteo.

La caja automática de 9 velocidades sí que ofrece tanta suavidad como rapidez, y aunque la novena no dure demasiado engranada –basta una ligera presión de gas para que el cambio baje a octava o incluso a séptima- sí que aquilata unos consumos bastante reseñables. Con nosotros se conformó con 5,7 litros a los 100 kms recorridos en uso mixto en modo “confort”, con lo que se puede tontear con autonomías de alrededor de 1.000 kilómetros.



Esto es especialmente destacable no sólo por no alejarse en exceso de las cifras oficiales, sino porque son casi 1.700 kilos de coche con una aerodinámica perjudicada, ya que realizamos la medición con la capota plegada. No por nada, sino porque hacía muy buen día.

Hablemos precisamente ahora de la protagonista del modelo, que no es otra cosa que la mencionada capota. Es de lona (punto a favor), con infinidad de capas de aislamiento (dos puntos), de accionamiento eléctrico incluso con el coche en marcha hasta 50 km/h (tres puntos ya) y se puede pedir hasta en cuatro colores diferentes (500 puntos más). La roja de nuestro coche en combinación con el interior del mismo color y en contraste con la pintura blanco Designo y paquete AMG parece ser una de las combinaciones más acertadas, a juzgar por las opiniones recibidas estos días.



Rodando con ella puesta la insonorización no llega al nivel de un C220d de cuatro puertas –no he probado el coupé- pero se le acerca. Hemos tenido días calurosos y noches frías y en ningún momento la climatización ha sido problema. Tampoco hemos percibido ruidos y/o crujidos más allá de los razonables procedentes de los ajustes del techo. En este punto la lona sigue aventajando con mucho a los techos rígidos.



Otra factor práctico lo encontramos en esta configuración en las plazas traseras. Si con la tela abajo huelga decir que no hay problema de altura, sorprende ver cómo con el coche cubierto las dos plazas posteriores siguen siendo perfectamente funcionales para adultos de hasta más de metro ochenta. Además de a lo alto, hay espacio a lo ancho y a lo largo. Y el paso hacia esta zona lo hacen fácil los ajustes eléctricos de las butacas delanteras.



Rematando la buena capacidad de este cabriolet diré que el maletero, con la tapa/protector de la capota plegado –hay que abrirlo antes de descubrirlo- cubica unos 360 litros reales (285 con el protector) muy aprovechables. Por cierto, no hay botón físico para abril la tapa (o soy idiota y no lo he encontrado). Se hace desde el interior o desde el mando.




Así como desde el mando también se puede abrir la capota.
Respecto al mecanismo de apertura me ha pasado una cosa curiosa, y es que si bien se puede abrir y cerrar con el coche en marcha a poca velocidad como dije, a mí me pedía casi todas las veces que pisara el freno para realizar la operación, lo que impedía por completo lo dicho. No sé, creo que me cogió manía (por lo de insultar a su motor cada vez que lo ponía en marcha a cielo abierto, digo).

Sea como fuere, en menos de 20 segundos la cubierta se pliega o se despliega y hay un práctico botón para bajar las cuatro ventanillas a la vez (y para subirlas, claro) ofreciendo la auténtica experiencia de conducción descapotable.



Pero para disfrutar al máximo de la versatilidad, puedes subir las ventanillas y activar los deflectores opcionales, que emergen del montante del parabrisas y de entre los reposacabezas traseros. Reducen algo la turbulencia, pero tampoco son la panacea…

Por lo que yo sí pagaría es por el llamado “airscarf”. Esa bufanda de aire que sopla calorcito en tu nuca. Va solidario a los reposacabezas delanteros con lo que la altura siempre es la adecuada. A menos que seas Torrebruno (esto es “muy bajito”, lo aclaro para los “milenials”).

Continuando con la miríada de equipamiento opcional que ofrecía nuestro C220d de pruebas, también me quedo con la suspensión regulable. Con ella la pisada del C siempre es la correcta añadiendo un plus de confort y eficacia a un chasis que para mí es uno de los mejores, tal vez el mejor, del segmento.

Su comportamiento es muy noble aceptando una conducción razonablemente dinámica ofreciendo altas dosis de seguridad en todo momento. Los modos de conducción disponibles sí contemplan programas intermedios como el Sport (hay Sport +) y el Individual (para salpimentar un poco el modo Confort). El cambio, la dirección y la suspensión se endurecen un poco sin llegar a ser, en ninguno de los casos, nada dramático. Los frenos, con discos perforados en el tren delantero (paquete AMG), son correctos.



Otra cosa que me ha gustado es el control de velocidad activo, con control de carril –que maneja la dirección- o sin él. Ah, los faros LED “inteligentes” también van muy bien.

El Head Up Display, el sistema de cámaras perimetrales y demás casi seguro que me los ahorraría. Por tener margen para la capota de colores…

En lo demás, el habitáculo poco difiere del de un Clase C al uso. Buenos materiales, buenos ajustes, tonterías las justas y unos asientos grandes pero deportivos en los que yo no acabé de encontrarme a gusto. Tal vez porque me lié a enredar con el ajuste lumbar y, cada vez que lo toco en cualquier coche, casi siempre lo fastidio.



Para acabar, hablar del precio es comprometido en base a los 15.000 euros en opcionales de nuestro coche de prensa. Prefiero decirte que además de un coche con clase, muy bonito, con una zaga a mi modo de ver más lograda que la del modelo coupé del que deriva -que parece que tiene el culo caído-, te llevas un coche práctico con el que disfrutar en familia con seguridad y todo su equipaje, gastando lo justo en combustible si escoges estropearlo con un motor diesel.
Piénsatelo, porque el C200 sale 3.000 euros más barato (o sea, a nada que supliques en el concesionario, debería bajar de 50.000).

galeria de imagenes Mercedes Benz C220d Cabrio aut.
  • Estos dos pequeños ventiladores tras el reposacabezas son los encargados de  soplar aire calentito en nuestra nuca. Una gozada
  • El sistema opcional de deflectores despliega una visera en lo alto del parabrisas y una red entre los cabeceros de los asientos traseros
  • Parece mentira que con más de 15.000 euros en opciones todavía quede un botón libre a la derecha
  • Las plazas traseras de este cabrio son perfectamente válidas tanto con el techo quitado como con él puesto
  • El mecanismo del techo es rápido, vistoso y se puede accionar desde el mando
  • El Head Up Display se ve mucho mejor en directo que en fotografía...


ficha tecnica
motor

Motor

  • Cilindrada: 2.143 c.c.
  • Potencia: 170 CV CEE
  • Par: 400 NM
  • Tracción: trasera
  • Caja de cambios: automática 9 velocidades
dimensiones

Dimensiones

  • Largo/ancho/alto: 468/181/141 cms
  • Peso: 1.670 kgs
  • Ruedas: 235/40R19 op.
  • Maletero: 360 l
  • Cap. Depósito: 50 l
prestaciones

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 231 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 8,2 seg
  • Consumo medio oficial: 4,6 l/100 kms
equipamiento

Equipamiento

  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, ESP, TCS, 6 airbags + de rodilla conductor, Hill Holder, bluetooth, asientos de reglaje eléctrico, climatizador bizona, sensor de luces y limpias, pantalla multimedia de 7", faros LED, control de velocidad, sistema de frenado de emergencia, apertura remota del maletero y la capota…

Nuestra nota

Valoracion prueba 8.5
8.5

Cosas a favor

Plazas traseras y maletero
Estética y capota con 4 colores disponibles
Confort y consumo

Cosas en contra

Muchas opciones y muy caras
Me sobra la 9ª velocidad
Descapotable y diesel… ¡Sacrilegio!

Editorial

Editorial coches

Lo poco que decimos de lo mucho que pensamos. Un pedacito de opinión sobre temas del motor.

Pruebas

Pruebas coches

Porque el movimiento se demuestra andando... y lo bueno y malo de cada coche, conduciéndolo.

Actualidad

Actualidad del motor

Un poco de lo que cada mes nos depara este apasionante mundo del motor.

Videos

Videos Curro san miguel

Cosas que merecen ser vistas. Divertidas, curiosas, impresionantes... pero siempre, interesantes.

Recomendaciones

Recomendaciones Curro san miguel

Promociones, ofertas, descuentos, nuevos productos... todo lo que un amante del motor debe saber... y tal vez tener.

Libro seminuevo Curro san miguel Libro que coche comprar y cual no
Curro San Miguel [ Periodista, escritor y probador de coches ] www.currosanmiguel.com
Siglo Veintiuno - De Cero a Cien Comunicación SL. CIF.B83913426