Pruebas de coches

Pruebas de coches

"Nissan Micra 0.9 IG-T Tekna"


Cambio radical


La quinta generación del pequeño Micra llega con un nuevo diseño muy moderno, un interior detallista, un equipamiento y motores de última generación, y amplias posibilidades de personalización.


El nuevo Nissan Micra podría ser perfectamente el protagonista de esos programas de éxito que, a base de voluntad, dieta y esfuerzo deportivo convierten “catástrofes obesas con patas” en modelos de calendario. Transformaciones tan acusadas que hay veces que ni los padres, maridos, esposas o hijos les reconocen una vez concluido el proceso.



Pues al pequeño urbano de Nissan no es que lo hayan puesto a dieta ya que, debido a su escaso tamaño, pocos kilos le podían sobrar. Sin embargo, todo lo demás es nuevo, y es que el nuevo planteamiento ha arrancado desde un cambio de “actitud”.

En el Micra de 2017-2018 poco queda de ese coche pequeño, simpático y sencillo que apareció por nuestro continente a finales de los años 90. Es cierto que a medida de que el modelo se iba haciendo mayor, se modernizaba a cada generación, pero es que el nuevo modelo no representa tan sólo un paso adelante, sino diez o doce y un salto con doble tirabuzón de remate.



Por fuera decimos adiós a las suaves líneas curvas y apariencia simpática, y saludamos a unas fuertes líneas de expresión, pliegues, captadores de luz, vértices tensados, ópticas rasgadas, soluciones de cupé… que cambian la personalidad “blandita” del coche por otra más aguerrida y pendenciera. Y es que muchas veces se clasificó el Micra, en cualquiera de sus 4 anteriores generaciones, como “coche de chica”. Podría ser o no, pero el actual sí que te digo que es apto para todos los públicos. A todo lo que se ve se le pueden añadir un gran número de elementos de personalización que gustan mucho a los consumidores de este tipo de vehículos en nuestros días. Elementos que le aportan un sello individual como las bonitas y grandes llantas lacadas en negro de nuestra unidad a juego con otros remates en la carrocería.

Si por fuera la evolución/transformación es notable, por dentro es, sin duda, sobresaliente. Y no lo digo sólo por cuánto ha cambiado con respecto a su predecesor o por los nuevos elementos que nos vayamos a encontrar (ya que algunos son comunes a otros modelos de la gama Nissan), sino por lo bien combinado que está todo ello en un habitáculo que eleva el listón en lo que a acabados y diseño se refiere.
Por ejemplo, el salpicadero puede ir forrado de cuero a juego con los asientos. Vale, es opcional y tampoco es cuero de verdad, pero la apariencia es –además de bastante chula- de coche de mayor empaque y categoría. También hay detalles sorprendentes y prácticos, como que la alfombrilla sobre la que seguro dejarás tu móvil bajo la consola central se ilumine.



El equipamiento de serie en esta versión Tekna también es muy abundante, con lo que sumado a lo que quieras poner, podrás contar con navegador, climatizador, pantalla multimedia de 7”, equipo de sonido Bosé, ordenador de a bordo, volante de cuero multifunción, cristales tintados… como principal equipo de confort.

Los plásticos, en gran parte blandos, y sus ajustes rayan así mismo a gran nivel.

La postura al volante es buena, muy natural. Con la cintura alta y las rodillas flexionadas. Los asientos tienen el tamaño correcto aunque andan algo escasos de sujeciones laterales. Hay que destacar aquí también como cosa curiosa que llevan un altavoz del equipo de sonido insertado en el propio cabecero. Otro detalle que creo recordar haber visto en coches japoneses de mayor categoría.

Tras el pequeño volante regulable y con su base achatada hay una gran instrumentación muy legible. A la izquierda una serie de botones algo desperdigados referentes a las ayudas de conducción y a la derecha una consola central que realmente no es tal, ya que aísla el equipo multimedia y los mandos de climatización en dos módulos separados. La verdad es que queda bien.
Más abajo se ubica la pequeña bandeja con alfombrilla retroiluminada de la que ya hablé, el botón de arranque y la gran palanca de cambios. No hay apoyabrazos central, pero sí un par de buenos posavasos, un agujero profundo y un freno de mano de accionamiento convencional, que cumple, pero chirría dentro del planteamiento tan moderno de este coche.

En “soluciones de almacenaje” vamos un poco cortos. Hay huecos en las puertas y demás, pero algún cajón adicional, tal vez bajo los asientos, no sobraría.

La visibilidad es muy buena y, además, hay cámara 360 de serie. Una vez ubicado, el interior no resulta especialmente amplio (recordemos que hablamos de un coche de menos de 4 metros de longitud) pero ni de lejos resulta claustrofóbico.



A las plazas traseras se accede por unas puertasque ocultan su tirador en el marco de la ventanilla. Un rollo muy de cupé que a mí nunca me convenció, aunque entiendo que ponerlos al modo tradicional hubiera comprometido el pliegue de chapa musculoso que adornan estas puertas.

Hablando de estas plazas de atrás, se da una curiosa paradoja: los asientos son más grandes de lo que pueden ser sus ocupantes. Sí, tanto la banqueta como los respaldos son de una generosidad que casi no encontramos en el segmento compacto, sin embargo, el espacio disponible hace que nadie con la talla precisa para aprovecharlos pueda caber. La altura al techo está bien, la anchura sólo es correcta y el espacio para pies y rodillas es más que justo, o sea, menos que justo.
Eso sí, de llevar niños o “gente menuda”, estos van a viajar a sus anchas.
Otro detalle “tonto” que no me ha gustado: los elevalunas son manuales y en el techo no hay agarraderas pero sí ganchos portatrajes. En las dos puertas. Hombre, digo yo que podían haber puesto uno y uno al menos. De la misma manera que hay bolsa tras el asiento del acompañante pero no del de el conductor.

El maletero ofrece una altura cómoda, una boca de carga grande y unas formas muy regulares. Ofrece una capacidad en línea con la media y los respaldos traseros de los asientos son abatibles 60/40.



Puesto a funcionar este 0.9 Turbo de tres cilindros, procedente de la sinergia con Renault, resulta suave y silencioso. Da rabia ver cómo los clásicos 4 cilindros parece que se han “calado” en su desarrollo y son sus hermanos de “uno menos” los que reciben mayores atenciones para que, sino en su desempeño, su agrado de uso sea comparable e incluso superior.

No hay vibración y al acelerar se filtra un ligero zumbido mecánico en absoluto desagradable.
Su caja manual de cinco velocidades tiene un tacto algo pastoso, pero su precisión lo compensa y los desarrollos están perfectamente escogidos. Es llamativo ver cómo en nuestro recorrido de pruebas el motor de este Micra 0.9 giraba a unas 300 rpm más bajo que el 1.0T del Kia Rio que tuvimos hace poco. A la misma velocidad y en condiciones comparables. Ello ayuda a que el consumo del Nissan sea mejor que el suyo en concreto y bastante bueno en términos generales. Obtuvimos 5 litros clavados en la prueba de los 100 kms de uso mixto. Una cifra muy cercana al consumo que declara el fabricante.



La suspensión es blanda, lo que sumado a una dirección muy suave con un radio de giro casi capaz de poner las ruedas delanteras en perpendicular, permite que el Micra se mueva muy a gusto en el tráfico urbano. Pero también tiene su contrapunto, y es que si somos especialmente violentos el coche puede llegar a levantar una de las ruedas traseras en un cambio de dirección, con el consiguiente susto y –relativo- descontrol en el momento del “aterrizaje”. Hubo que hacerse con su planteamiento antes de enfrentarlo a nuestro circuito de handling donde, en una primera pasada, tuvo sus más y sus menos con nuestros conos.

Los frenos, con tambores en el eje trasero, cumplen su función dado lo exiguo del peso del conjunto. Un peso que tampoco le confiere gran aplomo en largos viajes por autovía y autopista, pero es suficiente para rodar seguro dentro de las prestaciones del coche.



El precio de tarifa de este Micra es de casi 19.000 euros, que pasa de los 20.000 con el equipo adicional y “personal” de nuestra unidad. Peeeeero, no tardaron en hablarnos de suculentos descuentos que dejaban el mismo coche por poco más de 15.000. Un precio que a mi se me antoja casi “chollo”.
Es moderno, va bien, gasta muy poco cuenta con el espacio suficiente y va hasta arriba de equipo de seguridad y confort que se puede completar, por muy poco dinero, con una buena tanda de opciones de personalización.

Como todo aquel que pasa por Cambio Radical, se ha convertido en un modelo… modelo, digno de la pasarela de la calle.

galeria de imagenes Nissan Micra 0.9 IG-T Tekna
  • Los asientos delanteros son grandes y cómodos, pero van muy justos de sujeción lateral
  • El cuadro es sencillo, muy visible y suficientemente completo. La pantalla del ordenador es a color
  • Tiradores de puertas traseras ocultos al estilo de falso cupé. No me gustan mucho, pero si el diseño lo pide...
  • Salpicadero forrado de símil de cuero, cámaras perimetrales, climatizador, asientos calefactables... todo un lujo de Micra
  • Altavoces del equipo de sonido encastrados en los reposacabezas. Funcionan bien dando un sonido brillante
  • Esta nueva generación del Micra está llamada a brillar mucho más que las anteriores en nuestras carreteras.


ficha tecnica
motor

Motor

  • Cilindrada: 898 c.c.
  • Potencia: 90 CV CEE
  • Par: 140 NM
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual 5 velocidades
dimensiones

Dimensiones

  • Largo/ancho/alto: 399/174/145 cms
  • Peso: 1.033 kgs
  • Ruedas: 205/45R17 op.
  • Maletero: 300 l
  • Cap. Depósito: 41 l
prestaciones

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 175 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 12,1 seg
  • Consumo medio oficial: 4,6 l/100 kms
equipamiento

Equipamiento

  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, ESP, TCS, Hill Holder, 6 airbags, sensor de luces y limpias, control de velocidad, luces de día LED, ordenador de a bordo, alerta de colisión frontal, control de carril, control de ángulo muerto, cámara 360, equipo multimedia con navegador y pantalla de 7", lector de señales de tráfico, climatizador, sensores de parking, luces largas automáticas, equipo de sonido Bose...

Nuestra nota

Valoracion prueba 8.5
8.5

Cosas a favor

Cambio de actitud y estética
Acabados y equipamiento
Confort y consumo

Cosas en contra

Espacio escaso detrás
Prestaciones discretas
Falta algún hueco más

Editorial

Editorial coches

Lo poco que decimos de lo mucho que pensamos. Un pedacito de opinión sobre temas del motor.

Pruebas

Pruebas coches

Porque el movimiento se demuestra andando... y lo bueno y malo de cada coche, conduciéndolo.

Actualidad

Actualidad del motor

Un poco de lo que cada mes nos depara este apasionante mundo del motor.

Videos

Videos Curro san miguel

Cosas que merecen ser vistas. Divertidas, curiosas, impresionantes... pero siempre, interesantes.

Recomendaciones

Recomendaciones Curro san miguel

Promociones, ofertas, descuentos, nuevos productos... todo lo que un amante del motor debe saber... y tal vez tener.

Libro seminuevo Curro san miguel Libro que coche comprar y cual no
Curro San Miguel [ Periodista, escritor y probador de coches ] www.currosanmiguel.com
Siglo Veintiuno - De Cero a Cien Comunicación SL. CIF.B83913426