El retrovisor

El retrovisor

El retrovisor

"BMW Serie 3 Compact"


Cariño, he encogido al Serie 3...


Parece mentira, pero en este 2018 se cumplen veinticinco años del lanzamiento de la versión recortada del BMW Serie 3, con el que la marca de Munich volvió a un segmento en el que no habitaba desde que el 2002 Touring dejara de fabricarse allá por 1974.


Si algo sabe hacer bien BMW -amén de coches- es identificar “nichos de mercado” y, a principios de los años 90 vio que entre Volkswagen Golfs, Opel Astras, Peugeots 309… quedaba un hueco por el que colarse y ofrecer un compacto Pemium para los más exigentes en mecánica y calidad pero con debilidad por los coches prácticos y de tamaño contenido. Además, ese público era más joven y la marca vio la oportunidad de fidelizarlos a medio/largo plazo con una especie de “tu primer BMW”.



A remolque del éxito de esta idea Audi sacó tiempo después (en el 96, creo) su A3 y Mercedes todavía tardó más en poner en la calle el C Sportcoupé, por no hablar de ese “coche de ancianas” que fue el primer Clase A que se demoró hasta el siglo XXI.

El BMW Serie 3 Compact tomaba la plataforma de la tercera generación de la Serie 3, la conocida como E36, y respetado su batalla, recortaba su carrocería 200 milímetros al prescindir de puertas traseras y solucionar el maletero con un práctico portón.



En el 2001, a tres años de su extinción y pasar el testigo al nuevo Serie 1, la plataforma cambió en la medida en la que lo hizo la de la Serie 3, que se convirtió en el E46. Aunque esta segunda generación también tuvo éxito, sus cifras no llegaron a las de la primera que fue más longeva y, sobre todo, más original y ausente, durante una parte de su trayectoria, de competencia directa.

El Serie 3 Compact era la quinta carrocería disponible del E36, que disponía de versiones berlina, coupé, cabrio y familiar.

La planta mecánica del Compact era, y ahí residía gran parte de su éxito, la misma que la de sus hermanos con culo, con motor delantero longitudinal de 4 y 6 cilindros, transmisión manual y automática disponible y tracción trasera.

Los modelos iban desde el “humilde” 316i de 102 caballos (105 desde 1999) hasta el deportivo 323ti (Turismo Internazionale como claro guiño al pasado de la serie 02 de los años 60 y 70) con 175 pletóricos caballos de fuerza que lo aupaban como el “GTi” más aspiracional de cuantos había en el mercado.



Entre ellos estaba el interesante 318ti con 135 caballos que se convirtieron en 143 desde abril del 95 y un turbodiesel que se puso a la venta ese mismo año, el 318tds que con sus 90 CV corría como una liebre y gastaba como un mechero.

Para la segunda generación se optimizaron los propulsores y la gama se compuso de 316ti, 318ti y 325ti en gasolina, y 318td y 320td en diesel.

El interior del Compact tomaba el puesto de mando del Serie 3 “original” (y con algún elemento añejo de la generación E30), de la misma manera que compartía equipamiento de serie u opcional, con lo que podía convertirse en un compacto realmente caro…

Las plazas de atrás eran más capaces de alojar pasajeros que las de un Serie 3 coupé, pero algo más escasas que las de la berlina, mientras que el maletero superaba a ambos y brindaba la posibilidad de cargar hasta la luneta desmotando la bandeja trasera.



En precio era, por supuesto, sensiblemente más caro que los rivales de su época, pero es que iba mejor, podías tener hasta un excitante motor de seis cilindros bajo el capó… y era BMW.

Como versiones exclusivas hablaremos de la California Top Edition también llamada Open Air Edition, que sustituía gran parte de su techo de chapa por una lona retráctil reinterpretando, en cierta medida, el concepto “Baur” de antaño.

Como prototipos quedaron el M3 Compact (se hizo uno para conmemorar el 50 aniversario del magazine alemán Auto, Motor und Sport) y la versión 5 puertas de la que sí se llegaron fabricar una veintena de unidades en 1993/94, pero no se llegaron a vender. De hecho, se mandaron destruir. Les debió haber quedado feo con ganas.

Dentro de los libros de historia dedicados a la marca, el Serie 3 Compact se denomina a menudo “el patito feo”, pero al igual que pasó con el Porsche Cayenne de primera generación y dado el éxito (de ambos) supongo que los directivos de la marca irían con una sonrisa tras leer eso de camino al banco…

Sea como fuere, aquellos que como yo en aquellos tiempos estábamos empezando a pensar en nuestro primer coche, seguro que el Compact estaría siempre entre nuestros deseos, aunque de por medio mediara acertar los 15 resultados de una quiniela.
galeria de imagenes BMW Serie 3 Compact
  • El Compact básico llevaba tapacubos de plástico y parachoques en negro. Como todo en BMW, se podía mejorar a golpe de talonario...
  • Junto con su estética más juvenil y deportiva, su ventaja estaba en el portón trasero y buen maletero
  • Las versiones Open Air llevaban una enorme capota de tela practicable
  • Si de algo podía presumir el Compact era de su buen comportamiento dinámico
  • Los 318ti y 323ti son especialmente queridos en el mundo del tuning
  • Para mi gusto, la segunda generación de Compact les quedó más sosa y fea


Editorial

Editorial coches

Lo poco que decimos de lo mucho que pensamos. Un pedacito de opinión sobre temas del motor.

Pruebas

Pruebas coches

Porque el movimiento se demuestra andando... y lo bueno y malo de cada coche, conduciéndolo.

Actualidad

Actualidad del motor

Un poco de lo que cada mes nos depara este apasionante mundo del motor.

Videos

Videos Curro san miguel

Cosas que merecen ser vistas. Divertidas, curiosas, impresionantes... pero siempre, interesantes.

Recomendaciones

Recomendaciones Curro san miguel

Promociones, ofertas, descuentos, nuevos productos... todo lo que un amante del motor debe saber... y tal vez tener.

Libro seminuevo Curro san miguel Libro que coche comprar y cual no
Curro San Miguel [ Periodista, escritor y probador de coches ] www.currosanmiguel.com
Siglo Veintiuno - De Cero a Cien Comunicación SL. CIF.B83913426