by AUTODOMINIS
EDITORIAL

"Culpa de todos"


Nieva dos días y parece que se desata el caos en nuestras carreteras. Incluso antes de superar el trance, comienza la caza del culpable.
Es totalmente cierto que la situación fue un tanto lamentable. Centenares de conductores atrapados en la AP6 y AP61 el día de Reyes de este recién inaugurado año. Pero tampoco es algo que nos deba extrañar.

En un país en el que pocos inviernos nieva con saña por debajo de la cota de los 800 metros, acostumbrados a nuestro maravilloso sol o, en el peor de los casos, algo de lluvia, no es descabellado pensar que un suceso como este nos coja con el pie cambiado. A todos. Esto es España. No Alemania ni Escandinavia.

Lo reconozco, yo no llevo cadenas en mi coche y tampoco sé ponerlas. Sí que en su día opté por una tracción integral, pero reconozco también que no lo hice pensando en la climatología adversa, o en una adversidad climatológica de ese tipo. Y añado, de poco me va a servir mi sistema 4x4 o las cadenas si aquel que me precede, junto a dos o tres más, ni tienen una cosa ni llevan la otra. Todos nos quedaremos parados en fila.

Seguramente también lo haremos porque no conocimos o no nos tomamos en serio la previsión del tiempo a su debido ídem. Otra cosa muy española. Con lo que vamos asumiendo nuestra parte de culpa, que aquí no se va a librar nadie.

También esperamos que una autopista de peaje sea capaz de garantizar la circulación. No pensamos que en ningún momento puedan ser tan descerebrados y faltos de equipo como nosotros mismos.

Y a las malas, que el Ministerio de Fomento y la Dirección General de Tráfico tendrán un plan de contingencia o apoyo o un protocolo -tan de moda ahora- para estos casos. Y que la UME, los bomberos, la Guardia Civil y hasta los guarda costas vendrán a por nosotros “en cero coma” en caso de necesidad.

Pero no fue así. Todos fuimos culpables de no cumplir con lo que se esperaba de nosotros. De ser más parte del problema que parte de la solución. Unos por dejación, otros por descontrol, desconocimiento, incapacidad,imposibilidad, inacción, sorpresa… todos fuimos víctimas de, como ya dije, la falta de previsión de imprevistos improbables como es la nieve en esa cantidad a ras de autopista en la meseta central. Porque hay que remontarse bastante en el tiempo para encontrar un suceso semejante. En 2010 hubo algo parecido, pero no fue exactamente igual.

Por otro lado, y con esto acabo con el último culpable, parece que mis compañeros periodistas, aburridos del rollo catalán encontraron una “serpiente de verano” en pleno invierno, y vendieron el suceso como una catástrofe sin parangón que ríete tú de los muertos en California por las riadas y demás. Un sensacionalismo que se retroalimenta y no salimos de la rueda de la culpabilidad.

Y termino con un dicho castellano que reza “entre todos la mataron y ella solita se murió”. Cada uno ha puesto su grano de arena, o copo de nieve, para llegar a esta situación. Superémoslo y aprendamos algo o, dentro de uno, dos o quince años veréis como nos vuelve a pasar lo mismo.





Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).