by AUTODOMINIS
EDITORIAL

"Elon Musk"


Vendedor de humo, visionario, niño rico aburrido, cachondo mental… son muchos los calificativos que este personaje recibe. Y visto lo visto es difícil decidir cuál le va mejor.
Porque yo diría que todos y ninguno. Lo cuál es normal, ya que todos somos en mayor o menor medida polifacéticos y tenemos mejores y peores lados.
Pero a mí el caso del creador de Tesla Motors me despierta tanto interés como simpatía. No creo que su caso sea el de rico excéntrico que juega a ser Tony Stark (Ironman) sino que de verdad es alguien que se cree lo que hace y por lo que lo hace. Otra cosa es que le salga bien o no.

Desde luego con lo de PayPal “lo petó”. Y en lugar de dedicarse a vivir de las rentas Mark Zuckerberg-Facebook), buscar un nuevo pelotazo (Richard Branson-Virgin) u optar por una respetable vida dedicada a la filantropía y preservación del planeta (Bill Gates-Microsoft), se mete en mundo del automóvil y no contento con eso, en algo “tan fácil y asequible” como la conquista espacial. Con un par.

Y esta semana ha conseguido aunar lo uno con lo otro con el lanzamiento al universo de un descapotable a bordo de uno de sus cohetes de fabricación casera (porque no nos engañemos, hoy por hoy su empresa SpaceX no es precisamente el JPL con el que trabaja la NASA…). Una demostración de poderío, de dominio del marketing y de sentido del humor genial. Todo sea que descubra vida en otro planeta… y la atropelle.

El caso es que le ha salido bien, o a medias, ya que la idea era aparcar en Marte, aunque al final no pudo ser. Pero seguro que lo vuelve a intentar, pues parece que me ha leído aquello que dije hace tiempo de que la primera marca que logre poner un coche de verdad en el planeta rojo, disfrutará de un soporte de publicidad sin par.

Entretanto su marca de coches con el orgulloso nombre de otro loco o visionario avanza con paso lento pero seguro. De momento los Tesla están reservados a público de alto poder adquisitivo en sólo algunos países del primer mundo.
Y el coche eléctrico como sustituto sigue en pañales pero gana terreno como alternativa (la alternativa en días de lluvia al Porsche 911 que tienes aparcado a su lado en el garaje, como dice un amigo). Pero es que tanto los coches como “las movidas” de viajar por el universo Elon las ha pensado a largo plazo. Ni a corto ni a medio, como algunos lo quieren ver. Él está tanto explorando como abriendo los caminos que habrán de seguir los que vengan detrás. Poco a poco iremos viendo más, y el crecimiento exponencial tecnológico acelerará, hasta cierto punto, el proceso, aún estando muy lejos el final.

Pedirle éxito de hoy para mañana sería como haberles pedido a Antonio Meucci, Elisha Gray y Alexander Graham Bell el inmediato desarrollo de “APPs” para su primer teléfono patentado de 1876.





Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).