by AUTODOMINIS
EDITORIAL

"Arrancando a capón"


Lejos de haber vencido aún la crisis del coronavirus, parece que la empezamos a doblegar. Ahora, de lo que se trata es de volver a arrancar como se pueda.

Como os hemos ido contando, los fabricantes han ido poco a poco volviendo al trabajo en sus factorías de una manera segura. Esto todavía implica hacerlo con no más de tres cuartas partes de la plantilla y siguiendo unos escrupulosos protocolos de desinfección y distanciamiento. Algo lógico y que gracias a sus departamentos de salud, riesgos, etcétera han conseguido implementar desde el mismo instante de reinicio de la actividad.

Más desorientados están los concesionarios que este martes pasado reabrieron sus exposiciones. Independientemente de lo que les dijera o les suministrara la marca, ellos han puesto también de su parte buscando por su lado pantallas, separadores, poniendo informaciones en sus escaparates y observando por el cumplimiento de las normas entre los primeros clientes que les llegaron. Aunque saben que las cifras de ventas de este 2020 van a ser catastróficas, no se resignan a dar el año por perdido. Y hacen bien. Porque también es cierto que hay una buena parte de “dinero embalsado” en los bolsillos de aquellos que han conservado su trabajo y por ello su renta, que de la misma manera, ayudados por el confinamiento han visto cómo se reducían sus gastos. Aunque también dudo que haya muchos de estos que se estén planteando la compra de un coche nuevo con la que está cayendo… Sin embargo, dado lo mucho que estas semanas me habéis preguntado por si será buen momento para cambiar de coche una vez que salgamos de la cuarentena, parece que sí hay interés. Y aviso, habrá buenas ofertas pero esperéis que os lo regalen.

Lo talleres asociados a las grandes marcas también suben la persiana con la misma cautela que los concesionarios, y puesto que ya trabajaban con cita previa, poco ha cambiado su operativo. Los recambios vuelven a fluir por los canales habituales y muchos de estos establecimientos pactaron condiciones especiales con su personal para no activar un ERTE.

Las grandes superficies dedicadas al mantenimiento del automóvil han sobrevivido con la venta online y en breve volverán a recibir a su clientela. Porque la vuelta a la “nueva normalidad” de muchos vehículos pasará antes por una visitita al taller.

Más difícil, como siempre, lo tienen las Pymes. Los talleres de barrio con menos músculo financiero al poco de echar el cierre tuvieron que reducir personal. Estos días celebran la reapertura con los medios a su alcance y viendo cómo la cosa evoluciona. Pero con ilusión. Quizá más que precaución. Un mecánico amigo me decía “si tengo que morir de covid, muero, pero lo prefiero a matar de hambre a mi familia”. Confiemos en que guarde la distancia, se ponga su mascarilla, se lave las manos a menudo y no suceda lo uno ni lo otro.

Porque todos, con lo que tendrán que lidiar, es con la desconfianza de la gente. Seguramente, en los primeros compases de la desescalada, en esta fase 1 que es la 2 en realidad, pocos se arriesgarán a menos que tengan una necesidad perentoria de ir a uno de estos negocios.

Luego está nuestra actividad, la periodística. Muchas cosas van a cambiar. No hay presentaciones, eventos, salones o demostraciones en el horizonte inmediato a menos que sean de manera telemática. Vamos a viajar poco y a probar menos, como mínimo, hasta el otoño. Pero podremos seguir ofreciéndote novedades y actualidad, pues ya nos están llegando cositas nuevas e interesantes. Confiemos en que a la vuelta de verano nos podáis ver otra vez sentados al volante escribiendo las pruebas que tanto y tan fielmente seguís.

Este sector no ha muerto ni mucho menos. Hemos hecho una parada larga en boxes pero volvemos a la carrera. El mundo del automóvil es clave para nuestra economía y nuestro gobierno por fin lo ha entendido, aunque luego nos sorprendan colándonos esta semana a modo de huevo de pascua oculto entre tanta legislación y tanto BOE el decreto que marca el fin de los diesel para el año 2040. Que ya hablé de ello en su día –larga la fían- y que bueno, se veía venir.

Y remato con otra ventaja para los conductores: el precio del combustible. Aprovechad que marca mínimos y llenad el depósito… aunque, de momento, no vayáis a ir a casi ninguna parte.

Mucho ánimo a todos. Juntos lo estamos logrando, pero no debemos olvidar a todos los que se nos fueron, por ello, no cantemos victoria a lo loco y nos relajemos.





Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).