by AUTODOMINIS

Prueba del Renault Koleos 2.0DCi 4WD aut.

Renault Koleos 2.0DCi 4WD aut.

" Subir y bajar "

Renault presenta un completamente renovado Koleos, un coche que apunta maneras de segmento superior a costa de disminuir las cualidades camperas del modelo anterior. Una apuesta totalmente acorde con el mercado actual.


Porque no nos engañemos, el 99% de los que optan por un coche SUV lo hacen por su mayor altura y versatilidad a la hora de cargar equipaje y pasajeros y les trae sin cuidado lo bien que vayan fuera del asfalto, pues todo lo offroad que harán en su vida será aparcar en un descampado de tierra.
Incluso la opción 4x2 es ampliamente mayoritaria sobre las versiones 4x4 en las marcas en que existen ambas posibilidades.



Y eso por un lado es una pena en el coche que nos ocupa, pues el anterior Koleos, que no era precisamente bonito ni muy práctico, sorprendía con su insólita capacidad de “hacer el cabra” por el monte sin despeinarse, gracias a su buena altura, mejores ángulos y una tracción 4x4 de la vieja escuela.
Por el otro lado, significa una ventaja, pues la merma campera trae consigo una mejora sustancial en su faceta más usable, la de ir por la carretera, autopista e incluso ciudad.

No sólo eso, la marca del rombo ha querido ir un paso más allá y posicionar el nuevo modelo como un SUV Premium, una alternativa a su propio Talismán e incluso al Espace para aquellos que no necesiten 7 plazas (ni las hay ni se las espera en este coche).

De la misma manera que el Kadjar comparte plataforma con el con Qashqai, el Koleos lo hace con el X-Trail también de Nissan. O sea, comparte la plataforma alargada de Qash aún sin ofrecer la tercera fila de asientos que éste si contempla.



Sus dimensiones son de coche grande, ganando por unos buenos centímetros a lo largo y a lo ancho al mencionado japonés. Cede, sin embargo, en la altura, denotando un enfoque claramente más urbano.

El interior del nuevo Koleos entronca con el diseño familiar de la marca inaugurado con el Megane, engrandecido por el Espace y equilibrado por el Talismán. Buenos materiales aunque poco vistosos, buenos ajustes aunque no perfectos y una dotación de serie más que generosa en este acabado Initiale, el más alto de gama que incluye por ejemplo tapicería de cuero con asientos tanto con calefacción como con ventilación.

El cuadro es el conocido cuadro digital “configurable”, un “gadget” del que enseguida te cansas y pasa a ser un cuadro normal, con mucha información y muy visible, eso sí. La postura al volante es bastante buena, elevada y natural, aunque podría ser mejor con un gradito menos de inclinación del volante y alguna regulación eléctrica más.
Y si “jugamos a Premium”, me gustaría así mismo poder elegir entre otras inserciones, pues las negro piano son un imán para el polvo y la “suciedad dactilar”.



Lo mismo le pasa a la gran pantalla de la consola central. Cuando la apagas y funde a negro aquello parece un boceto de una pintura rupestre ensayado por un niño de tres años. Lo normal, pasa en todas.

De sus posibilidades y su manejo he hablado largo y tendido a cada Renault de nueva generación, con lo que no voy a insistir más –ni a hacer más sangre-. Es lo que hay. No me convence –ni esta ni ninguna- pero puede ser un problema personal, porque a todo el mundo le parece chiflar… al menos durante la primera media hora.

La sensación de luz y de amplitud en las plazas anteriores es buena, hay buenos huecos en las puertas y entre los asientos, apoyabrazos y una gran guantera convencional. La visibilidad es francamente buena en todos los ángulos, con unos enormes retrovisores y una luna trasera muy vertical. De todas formas, cuenta con cámara y sensores de parking de serie.

Las plazas de atrás están muy bien. La banqueta no se puede deslizar pero el espacio que dejan para los pies es generoso y la tanto la anchura como la altura –mientras no se monte techo panorámico- están dentro de las mejores de su categoría. Hay salidas de aire independientes sobre el prominente túnel central y, como curiosidad, en este acabado los cristales llevan un “extra” de aislamiento acústico (amén de ser tintados) y las alfombrillas, un extra de mullido. Un buen detalle.

El maletero me pareció bastante grande en un primero momento, pero puestos a medir no conseguimos llegar a los 498 litros oficiales (nos quedamos en 496). Seguramente el subwoofer del buen equipo de sonido Bosé alojado bajo el piso tenga parte de culpa (exactamente una parte de dos litros…). La apertura del portón es eléctrica dejando un espacio muy grande y un plano de carga próximo al suelo, para ser un SUV.



Puesto en marcha, el ruido mecánico que llega al interior es muy bajo, no tanto el de rodadura en cuanto empezamos a ganar velocidad. El caso es que aunque equipa ruedas de 19 su sección es más bien contenida, tal vez su compuesto tirando a duro…

El confort es elevado sin llegar a flotar sobre el asfalto. Es un coche que transmite lo que hay entre las ruedas y tus nalgas pero sin llegar a incomodarlas. La dirección sí que es bastante artificial y los frenos resultan más que solventes.
El motor de 177CV ofrece muy buena respuesta en todo rango de revoluciones mejorando claramente cualquier registro del humilde 1.6Dci de 130, claramente insuficiente ala hora de mover con alegría este coche de más de 1.600 kgs.
Y todo ello a pesar de un cambio de marchas X-Tronic de variador continuo, pero al que Renault le ha programado de manera muy lograda –de verdad- una suerte de marchas que emulan casi a la perfección un cambio automático convencional.



Simplemente me quejaré de lo que resbala al iniciar la marcha, pero bueno, una vez lanzado su suavidad puede compensar.
Así las cosas el consumo medio en uso mixto que hemos logrado ha sido de 7,8 litros a los 100kms recorridos en modo 4x2. Porque esto lo puedes seleccionar tú.

El botón está abajo a la izquierda del volante, que tal vez sea una ubicación lógica para un nipón pero no tanto para un europeo. ¿Qué quieren? ¿qué lo accione con la rodilla? Porque de otra manera hay que ponerse a tantear.
El caso es que contempla tres posiciones: 4x2, 4x4 auto y Lock. La primera es obvia (el eje delantero será el encargado de tirar de ti), la segunda reparte el par entre ambos según las necesidades y la tercera bloque una suerte de diferencial central 50/50 para lanzarte al campo con la mejor motricidad. Y así lo encendimos y lo hicimos.



Fuera del asfalto y mientras las cosas no se compliquen el Koleos se comporta como si no hubiéramos cambiado de superficie. Tan sólo el sonido de las piedrecitas saltando sobre la bonita pintura berenjena metalizada te harán sufrir.
Llevábamos ruedas de verano, con lo que en las zonas de barro o de fuerte pendientes por mucho que se esforzara en empujar el motor, las ruedas insistían en patinar. De momento el coche no cuenta con sistema de control de descensos, pero dicen que pronto llegará.
Acabamos la excursión un bonito Koleos sucio hasta arriba y la sensación de que, si ya no es el coche con el que se podían afrontar hasta trialeras, sí se puede sacar con ciertos límites del oscuro alquitrán. Y con cuidado de no dejarnos por el camino el faldón delantero o trasero subiendo o bajando un desnivel. Por cierto, las versiones 4x4 elevan su altura dos centímetros sobre las que son 4x2.



Vamos acabando. El precio para esta versión es de 41.000 euros largos. Aunque me parece un montante bastante razonable para este modelo, confío en que se pueda rebajar a pie de concesionario para que puedas acabar de completar su dotación.
Por mi parte, confieso que me hacía más gracia el anterior Koleos, más aguerrido y desenfadado, pero reconozco que el nuevo es un modelo muy superior, sólo quedando bajo él en aquel territorio que a ciencia cierta, sé que nunca vas a intentar explorar. Y bueno, para eso, a las malas, te puedes comprar un Kadjar…


NUESTRA NOTA: 8
Valoracion prueba 8
Cosas a favor

Comportamiento
Relación calidad/precio
Amplitud y equipamiento

Cosas en contra

Patinaje X-Tronic en arrancadas
Gama escasa
Prestaciones discretas

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.995 c.c.
  • Potencia: 177 CV CEE
  • Par: 380 NM
  • Tracción: integral conectable
  • Caja de cambios: variador continuo de 6 marchas
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 467/184/167 cms
  • Peso: 1.696 kgs
  • Ruedas: 225/55R19
  • Maletero: 498 l
  • Cap. Depósito: 60 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 192 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 9,5 seg
  • Consumo medio oficial: 5,8 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, ESP, TCS, 6 airbags, avisador cambio involuntario de carril, portón trasero eléctrico, tapicería de cuelo con asientos con calefacción y ventilación, navegador, sensor de luces y limpias, control y limitador de velocidad, faros LED, cámara trasera, sistema de frenado de emergencia, pantalla multimedia de 8,7", equipo de audio Bosé, cristales tintados...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Renault Koleos 2.0DCi 4WD aut.

  • Más allá de su comodidad, a mí el diseño de estos reposacabezas me recuerda la cara del orangután de El Planeta de los Simios...

    Más allá de su comodidad, a mí el diseño de estos reposacabezas me recuerda la cara del orangután de El Planeta de los Simios...
  • La caja X-Tronic de origen Nissan logra disimular bastante bien aquí su carácter de variador continuo

    La caja X-Tronic de origen Nissan logra disimular bastante bien aquí su carácter de variador continuo
  • El botón para escoger los modos de tracción resulta poco lucido y está bastante escondido

    El botón para escoger los modos de tracción resulta poco lucido y está bastante escondido
  • Con cierto patinaje debido a los neumáticos de verano, logramos hacer cumbre a la primera

    Con cierto patinaje debido a los neumáticos de verano, logramos hacer cumbre a la primera
  • Desde que cumplí los tres años, si veo un charco, lo tengo que pisar sí o sí

    Desde que cumplí los tres años, si veo un charco, lo tengo que pisar sí o sí
  • ¡Cuidado, es una emboscada!

    ¡Cuidado, es una emboscada!
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).