by AUTODOMINIS

Prueba del Opel Insignia ST 1.5T165 auto

Opel Insignia ST 1.5T165 auto

" Caballo grande "

El Opel Insignia en su carrocería familiar ofrece un plus de espacio de carga con la misma tecnología y buen chasis que la versión berlina. Y este nuevo motor gasolina encajará con quien busque, por encima de todo, suavidad.


El dicho completo es “caballo grande ande o no ande”. Y bueno, el Insignia Sports Tourer desde luego, con sus cinco metros de largo, cumple la primera premisa holgadamente. Ahora, en cuando a lo de no andar… pues también, pero es preciso matizar. Por ello empezaremos hoy con el apartado dinámico del coche.



El motor 1.5 Turbo XFT (desconozco el significado del acrónimo) es una evolución del ya conocido bloque 1.4 que conserva, por ejemplo, el Astra. Aquí se ofrece en dos niveles de potencia: 140CV y 165CV, que es el que nosotros hemos escogido. Y lo hay con transmisión manual de 6 velocidades o automática con convertidor de par de 8, que era la que nosotros llevábamos montada.

Con estas premisas esperábamos encontrar un modelo de rendimiento similar al Turbo D que tuvimos tiempo atrás por aquí aunque usando, simplemente, otro carburante. Pues no. Este 1.5T lo apuesta todo a la suavidad de marcha y el consumo reducido, haciendo que la versión de gasóleo aludida a su lado sea un auténtico deportivo.



Porque le cuesta un triunfo subir de vueltas y tampoco lo hace de una manera lineal y progresiva, además, a partir de las 3.500 rpm. el motor se queja como si estuviera haciendo un esfuerzo sobrehumano, lo que 9 de cada 10 veces te hace ahuecar el pie derecho y bajar el ritmo. Y entonces el Insignia vuelve a ser ese coche cómodo, noble y silencioso que era antes.

Por su parte, la caja de cambios tampoco pone de su parte, pues sus relaciones son larguísimas, pudiendo hacer los 80 km/h en segunda. Pero, al igual que el motor al que va asociada, rodando con tranquilidad es un dechado de delicadeza y obediencia, sobre todo cuando en autopista a velocidad sostenida encuentra tráfico o un repecho y no se aguanta con la octava teniendo que bajar a séptima e incluso sexta.

Así las cosas, conseguir las prestaciones oficiales me parecía cosa de ciencia ficción, pero debo decir que las clavó en aceleración 0-100 perdiendo tan sólo un par de décimas en la medición de recuperación en D de 80 a 120 km/h. El consumo medio tampoco se fue de madre, pues si homologa 6,2 (NDEC) con nosotros hizo 6,9 a los 100 kms recorridos en uso mixto. Muy bien.

Me sigue dando cierta pena que con los buenos mimbres que exhibe este coche, pues en cuanto a chasis, dirección, suspensión y frenos está de los primeros del segmento, se le haya querido dar un corte tan burgués y discreto con esta versión, pero por supuesto, ha de haber de todo para todos aunque la brecha entre este y el GSi 2.0T me resulte en exceso abultada. Por otro lado, dado lo mucho que nos gustó y a pesar de ser un combustible actualmente caído en desgracia, ese espacio se puede llenar con las versiones turbo diesel y biturbo o esperar hasta que haya un gasolina con un poco más de picante sin llegar a ser deportivo.

Vamos ahora con el resto del coche, que no por conocido merece ser pasado por alto.



El Insignia, que en su origen se llamó Insignia GS pero ya le han quitado el apellido, es mucho mejor Insignia que el anterior, y aquel no era malo. Sin llegar a la categoría Premium sus acabados son de gran nivel, y permite configurarlo a tu gusto con una serie de opcionales asequibles y muy interesantes. Yo destacaría los faros de LED inteligentes por lo tremendamente bien que funcionan, y el head up display, que es de los buenos, no de los del plastiquito parcos en información. Sumaría la cámara trasera que no tenía nuestra unidad de pruebas y nos ha hecho maniobrar con sumo cuidado dadas las dimensiones del coche. Porque este Opel es tan grande como un BMW Serie 5 ranchera o un Volvo V90. Ahí es nada.

El puesto de conducción es cómodo con todo a mano y a la vista. Es remarcable la cantidad de información que te da el cuadro mixto digital/analógico y la cantidad de regulaciones eléctricas que ofrece el asiento del conductor en este acabado Excellence. Hay huecos para dejar todo tipo de objetos y una bandejita donde ubicar el móvil y que además te lo carga. No sé si es de serie.



Como siempre en los coches modernos, gran parte de las funciones del vehículo se controlan desde la pantalla táctil principal. Algo un poco farragoso, sobre todo cuando hay que encender el A/C ya que hay veces en que el botón “Auto” del climatizador no lo activa. Por cierto, creo que la ventilación hace demasiado ruido. Pero también puede ser que al ser un coche tan silencioso…

Atrás las mejores cotas son de anchura y longitud, aunque la de altura no es comprometida si mides menos de un metro ochenta y cinco. Y es que el Insignia no deja de ser un coche bajo y afilado. Hay salidas de aire independientes (puede llevar climatizador trizona) y las butacas de los extremos pueden ir calefactadas. El asiento central no es incómodo aunque haya un prominente túnel de transmisión destinado a las versiones 4x4.



El maletero es el leitmotiv de este coche. Son 560 litros que buscando competidores sólo lo superaría el Skoda Superb Combi. El hueco es muy profundo y muy ancho, pero igual que la versión de cinco puertas, no es demasiado alto. Pero bueno, se desmonta la toldilla y listo. La boca de carga es muy grande pues cuando abre el portón se lleva con él buena parte de los pilotos, y la altura queda muy cerca del suelo. El mecanismo es eléctrico y, hablando de suelo, si llevas el sistema manos libres del cierre instalado hay un dibujito proyectado que te dice por dónde exactamente debes pasar el pie debajo del paragolpes para que la tapa se abra. Eso está genial. Así me he podido ahorrar el baile de “kalinka” que me toca hacer muchas veces en coches con este “fantástico sistema de apertura sin manos”.



Total, que el Opel Insignia 1.5 Turbo XFT 165 Sports Tourer Excellence automático aquí probado (como sigan poniendo denominaciones tan largas me van a salir pruebas de cuatro páginas siendo la primera sólo el nombre…) cumple como coche capaz, suave y funcional. Para quien quiera espacio, tranquilidad… y un muy buen precio, porque me dicen a pie de la red comercial de la marca que los 35.000 euros de tarifa del coche se pueden ver dramáticamente reducidos. Ahora bien, puestos a ir despacio y gastar poco… igual la versión de 140 CV es suficiente.



NUESTRA NOTA: 7.5
Valoracion prueba 7.5
Cosas a favor

Suavidad de marcha
Consumo reducido
Amplitud y maletero

Cosas en contra

Motor perezoso
Relaciones de cambio largas
Climatizador algo ruidoso

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.490 c.c.
  • Potencia: 165 CV CEE
  • Par: 250 NM
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: automática 8 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 498/186/150 cms
  • Peso: 1.447 kgs.
  • Ruedas: 245/45R18
  • Maletero: 560 l
  • Cap. Depósito: 62 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 214 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 9,6 seg
  • Consumo medio oficial: 6,2 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, ESP, TCS, Hill Holder, sistema de frenada de emergencia con detección de peatones, 6 airbags, arranque sin llave, avisador de salida del carril, control y limitador de velocidad, sensor de luces y limpias, lector de señales de tráfico, pantalla táctil de 7", llamada de emergencia, luces largas automáticas, tapicería mixta tela/cuero...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Opel Insignia ST 1.5T165 auto

  • La parte central del cuadro es una pantalla configurable según nuestros gustos y necesidades

    La parte central del cuadro es una pantalla configurable según nuestros gustos y necesidades
  • Los asientos delanteros además de cómodos contemplan una miríada de posibles reglajes

    Los asientos delanteros además de cómodos contemplan una miríada de posibles reglajes
  • Los faros LED completos que Opel llama IntelliLux son una pasada de buenos

    Los faros LED completos que Opel llama IntelliLux son una pasada de buenos
  • Bajo el capó no hay distintivo ni marca en la tapa o en el bloque motor. Es un propulsor de incógnito.

    Bajo el capó no hay distintivo ni marca en la tapa o en el bloque motor. Es un propulsor de incógnito.
  • Queda muy logrado cómo el detalle cromado que viene del marco de las ventanillas se integra en los pilotos traseros

    Queda muy logrado cómo el detalle cromado que viene del marco de las ventanillas se integra en los pilotos traseros
  • Está genial que te digan dónde tienes exactamente que pasar el pie para que el maletero se abra

    Está genial que te digan dónde tienes exactamente que pasar el pie para que el maletero se abra
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).