by AUTODOMINIS

Prueba del Volkswagen T-Cross 1.0TSi 115 Sport

Volkswagen T-Cross 1.0TSi 115 Sport

" En todos los frentes "

La proliferación de los modelos SUV, Crossover, todocamino o como los quieran llamar, es un hecho en absolutamente todos los segmentos, siendo la oferta especialmente interesante en formato urbano y compacto.


Porque dicen que el gran SUV, aquel que abundaba años ha, “está muerto”, que la gente busca el mismo concepto en formatos más pequeños. Y puestos a reducir, ¿Por qué no llegar al mismísimo nicho de los urbanos? Dentro de la familia Volkswagen Audi cuenta con el Q2, Seat tiene el Arona, Skoda el Kamiq… era el momento que la matriz sacase su propio modelo para ya con él, estar presente en todos los frentes.



Salvo el Q2, todos los demás comparten la misma plataforma llamada MQB-A0 y sobre la que se sustentan el Ibiza, el Scala o el Polo, que fue el que la estrenó (casi a la par que el modelo español).
¿Y qué aportan estos “mini-SUV” con respecto a los modelos de los que derivan?
Pues un diseño en boga, algo más de espacio y versatilidad en el uso.

El T-Cross es un coche mucho más “chulo” que un prosaico Polo. Máxime si, como fue nuestro caso, cuentas con una pintura azul turquesa Makena y el paquete opcional R-Line que incluye esas bonitas llantas Nevada de 18 pulgadas. Sin caer en estridencias –en VW no abundan- el pequeño T es un coche original y bonito. Parece mucho más grande delo que es en realidad estando muy bien proporcionado y contando con toques muy dinámicos.



El espacio interior es de los mejores de su categoría, permitiendo mayor desahogo a todos sus ocupantes que el mencionado Polo. Los acabados son los mismos: plásticos duros por doquier, pero muy bien ajustados y de una apariencia muy lograda. La postura al volante es algo más elevada y a nuestro parecer, el volante –de diseño y tacto perfecto- parece más tumbado. El cuadro digital es de serie en este acabado Sport. La visibilidad es buena hacia cualquier lado y todo queda muy a mano. Los asientos son grandes y con un mullido que tira a duro quizás por la tapicería específica. La gran pantalla multimedia es opcional. Por cierto, las salidas de aire centrales están tan bajas que sólo te calientan/refrigeran el ombligo. Buena cantidad de huecos aunque no sobran. Profusión de tomas USB: dos delante y dos detrás.



Las plazas posteriores ofrecen un buen espacio a lo alto, y notable en longitud y sólo correcto anchura. Es una pena que la consola del apoyabrazos delantero comprometa un tanto la zona de las rodillas del pasajero central así como el abultamiento del suelo, incomprensible pues ni hay versiones 4x4 ni se las espera.

Y si he dicho que el espacio longitudinal es notable lo podemos convertir, a la que decidamos ampliar el maletero, en un espacio mínimo en el que apenas quepa el pie de un adulto. Y únicamente un pie, dos, ni me lo planteo.



Sí, es que el T-Cross permite desplazar su banqueta trasera hasta 14 centímetros (que nosotros hemos medido 15, igual nos hemos pasado empujando…) para aumentar el volumen de su maletero, que pasa de unos razonables 380 litros a otros muy generosos 455. Si vas a llevar niños atrás con todos sus trastos, tiene sentido. No hay rueda de repuesto ni ganchos pero sí argollas para sujetar la carga. La tapa es muy grande y el plano de carga no queda especialmente cerca del suelo.



Cumplidas quedan las promesas de diseño y espacio de las que antes hablamos. También algo la de la versatilidad, pues la banqueta deslizable nos brinda un coche útil “para lo mucho y para lo poco”.

Pero la idea va más allá y lo que pretenden vendernos estos crossover de bolsillo es ampliar su radio de utilización. Y bueno, son más altos con lo que se pueden subir mejor a los bordillos y afrontar caminos de tierra en buen estado hasta donde den de sí sus neumáticos de verano y su sistema de tracción a un único eje (delantero). Pero es verdad que su tamaño contenido le permite al T-Cross moverse en ciudad como un Polo y su mayor empaque –y peso- incrementa sus posibilidades a la hora de afrontar largos viajes en carretera. Aunque ya te digo que los urbanos de hoy en día cumplen mucho más de lo que lo hacían sus equivalentes de hace diez años.



Es verdad, el T-Cross tiene más aplomo y transmite algo más de seguridad subjetiva al viajar en vías rápidas. Eso sí, a costa de incrementar su consumo en torno a un litro más de media. Nuestro T-Cross hizo 6,4 litros de media a los 100 kms recorridos en uso mixto.

¿Y qué tal los recorrió? Pues regular. Lo explico.
Bien de suspensión, de dirección y de frenos. Ahora, el tándem motor-cambio automático… francamente desesperante.

No porque uno o los dos elementos sean malos, al contrario, el tres cilindros de un litro de cubicaje es voluntarioso ofreciendo suficiente potencia y el cambio DSG va muy fino, pero su unión, al menos en el modo Normal del coche, es un desastre.

Es tal su obsesión con rodar en la marcha más larga que nos hace llanear en séptima relación a menos de 55 km/h y mil vueltas, con lo que a la que se le pide un poco más, tiene que bajar tres o cuatro relaciones. Y además, duda. Eso nos hace perder comba y sentir que llevamos un modelo inframotorizado. O estar atento con las paletas -opcionales- tras el volante o, que fue lo que yo hice, llevarlo siempre en modo Sport. Es de los pocos coches que he probado últimamente en que recomiendo hacer eso.
Pudiera ser también que se tratara de un asunto aislado de nuestra unidad de pruebas, no lo sé pues otros compañeros a los que he preguntado han probado la versión manual.

Si de verdad es así, las marca tiene que revisar ese mapa porque desmerece el conjunto.



En todo lo demás cumple. No hay sombras sobre este producto a la que sepamos lo que compramos. Merece la pena sobre un sencillo urbano si, más allá del diseño que es algo muy personal, o la supuesta versatilidad, valoramos el espacio. Ahí no hay dudas. O no más de las que suscite su precio: desde 24.000 euros (feb2020) pero que se va hasta los 27.500 si lo quieres con el mismo aspecto que el de las fotos… Ahí lo dejo.


NUESTRA NOTA: 8
Valoracion prueba 8
Cosas a favor

Estética acertada
Espacio interior
Equipamiento de serie (Sport)

Cosas en contra

Mapa de cambio exasperante
Mucho plástico duro
Precio respecto a un Polo

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 999 c.c.
  • Potencia: 115 CV CEE
  • Par: 200 NM
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: automática 7 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 411/178/155 cms
  • Peso: 1.195 kgs
  • Ruedas: 215/45R18 op.
  • Maletero: 385 l
  • Cap. Depósito: 40 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 193 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 10,2 seg
  • Consumo medio oficial: 4,9 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, EDB, ESP, TCS, 6 airbags, Hill Holder, sensor de luces y limpias, sistema de frenada de emergencia, faros antiniebla, alerta de cambio de carril, aviso de objetos en el ángulo muerto, faros LED, climatizador, ordenador de a bordo, pantalla multimedia de 8", modos de conducción, sensores de parking delanteros y traseros, banqueta trasera deslizable, cajón bajo el asiento del acompañante...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Volkswagen T-Cross 1.0TSi 115 Sport

  • El interior del T-Cross está bien resuelto, pero utiliza casi exclusivamente plásticos duros.

    El interior del T-Cross está bien resuelto, pero utiliza casi exclusivamente plásticos duros.
  • La pantalla de este tamaño es opcional. Es muy visible y sencilla de manejar.

    La pantalla de este tamaño es opcional. Es muy visible y sencilla de manejar.
  • Los pilotos traseros de LED son muy vistosos, pero habría estado bien que la franja roja entre ellos también se iluminase.

    Los pilotos traseros de LED son muy vistosos, pero habría estado bien que la franja roja entre ellos también se iluminase.
  • Junto al selector DSG hay un práctico hueco para el móvil y dos tomas USB. El freno de mano es convencional.

    Junto al selector DSG hay un práctico hueco para el móvil y dos tomas USB. El freno de mano es convencional.
  • Rodando en la marcha más larga a menos de 60 km/h... Las recuperaciones son desastrosas.

    Rodando en la marcha más larga a menos de 60 km/h... Las recuperaciones son desastrosas.
  • En acabado Sport, con Paquete R-Line, ruedas de 18 y color turquesa queda un coche de lo más resultón.

    En acabado Sport, con Paquete R-Line, ruedas de 18 y color turquesa queda un coche de lo más resultón.
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).