by AUTODOMINIS

Prueba del Nissan Juke DiG-T

Nissan Juke DiG-T

" No sólo fachada "

Nissan estrena la segunda generación del simpático Juke con la premisa de hacerlo más serio sin perder el carácter desenfadado que le dio el éxito a este modelo.


Nada más ver el nuevo Juke las diferencias saltan la vista. Ya no es tanto ese “juguete grande” con los ojos saltones, alta cintura y abultamientos de chapa como si le hubieran picado dos docenas de abejas… siendo alérgico.



Ahora hay más músculo y más tamaño, pues salvo a lo alto, el Juke ha crecido en todas sus cotas.
En el frontal, aunque conserva sus curiosos “ojazos”, estos se han vuelto menos prominentes y más modernos, pues ofrecen tecnología LED para todas sus funciones. Así mismo los enmarcan las dos grandes luces de día a modo de cejas y lo rematan por abajo los faros antiebla que hacen las veces de iluminación de cuneta. La parrilla prominente da paso a un capó menos adornado.

La vista de perfil denota su mayor tamaño sobre todo si lo aparcamos al lado un ejemplar del modelo saliente. En base a ello parece más bajo, efecto al que se suma el llevar pintado el techo en contraste, una posibilidad muy atractiva en este acabado N-Design, al igual que las enormes llantas. Muy bonitas. Y la personalización exterior se puede llevar al interior, como luego veremos. Conserva las protecciones plásticas en los bajos y pasos de rueda, como buen “crossover” que se precie.



La zaga es más seria. Los pilotos han pasado a ser de dos piezas en horizontal y la tapa de maletero es más grande. El paragolpes es muy envolvente y seguimos contando con un inspirado alerón de techo. El acabado del modelo ahora se identifica con su placa al lado derecho. No hay saluda de escape a la vista.



La apariencia del interior es buena, y de lo más discotequera si extendemos el color naranja del techo al salpicadero. Queda muy actual y fresco. No sé si yo lo haría, pero reconozco que le da “un toque”. Porque tal vez sin ello, podría quedarse algo soso para parte de su público.



Los materiales son correctos –algunos revestidos de vinilo efecto cuero- y los ajustes, muy buenos. La pantalla multimedia está muy bien situada, a la vista y a la mano, y ofrece compatibilidad Android e IOS. El climatizador es de una zona, pero la falta que yo le saco no es esa sino sus salidas de aire: son pequeñas. Eso, en días calurosos obliga a trabajar al equipo duramente para mantener la temperatura en el habitáculo y además parece que lo hace con esfuerzo por el ruido que hace lanzando el aire por esos pequeños orificios.



Tampoco hay muchos huecos para dejar objetos.
El cuadro es sencillo y muy legible. La postura al volante se obtiene fácilmente aunque los más altos tendremos que jugar con la regulación del volante para no perdernos el cuentakilómetros. La visibilidad es adecuada siendo amplificada por el circuito de cámaras del coche.
Los asientos son muy buenos. Tal vez algo duros, cosa que se puede achacar a que el coche de prueba apenas había rodado antes de llegar a nuestras manos.
Lo de los altavoces Bosé incorporados a su cabecero tiene su gracia. El equipo de sonido no destaca por su potencia pero sí por la nitidez de lo que llega a tus oídos de esta manera.

Las plazas traseras han mejorado bastante, cosa que se percibe desde que abres la puerta, porque esta es más grande y abre más (las dos). Disponemos de más espacio en todas las cotas destacando la longitudinal. Sí, ya podemos decir a nuestros pasajeros que se traigan las piernas con ellos cuando quieran montar en nuestro Juke.



La mejora más notable, no obstante, está en el maletero. Y es que el pequeño Nissan arrancó su andadura con unos 260 litros más propios más propio de un cupé o descapotable tipo Mazda MX-5 (que en realidad tiene 140). De ahí se pasó a unos más razonables 340 cuando la marca comenzó a retirar aislante y ahora, con ese palmo de más de largo, la caja del Juke por fin ha roto la barrera de los 400 hasta unos muy decentes 420 litros. Por esto y por lo de las plazas traseras, puede pasar de ser un segundo coche en una familia tipo a uno único, lo que amplia aún más su público.



El único motor disponible es el gasolina tricilíndrico de 999 c.c. con su origen en la alianza Renault y unos nada desdeñables 117CV a base de turbo. Y ahí están, lo que pasa es que para sacarlos en estos motores “downsized” hay que exprimir el cuenta vueltas. Hasta las 3.000 rpm nos moveremos con soltura, pero sin excesivo dinamismo. Pero a partir de ahí, si seguimos estirando las marchas hasta más allá de las 5.000 vueltas, nos encontraremos con otro Juke… o el mismo pero más rápido. Claro, todo ello puede echar por tierra el bajo consumo y emisiones de este tipo de motores… en fin, la historia de siempre. El propulsor vibra muy poco y suena muy bajo, y cuando lo fuerzas, no es desagradable. Hemos hecho un consumo medio de 7,7 litros a los 100 kilómetros recorridos en uso mixto en modo “standard”, que hay también “sport” (quizá el más recomendable) y “ECO”.



El comportamiento del coche también ha cambiado. Algunos compañeros dicen notarle más torpe, yo creo que lo que va es más asentado. El anterior tenía alguna que otra reacción brusca en situaciones apuradas que en esta nueva generación se ha mitigado al máximo. Hay más aplomo y el coche infunde mayor confianza. La dirección va muy asistida, la suspensión sigue siendo algo seca y lo frenos cumplen sin esfuerzo. Quizá lo que más me ha desagrado del conjunto motriz ha sido el cambio, bueno, en concreto, su tacto o más detalladamente sus recorridos. Cuesta saber si el coche está en punto muerto o en primera, así como he errado la relación en alguna que otra reducción. Que también puede ser que yo me está haciendo más torpe…



El equipamiento de serie en este acabado N-Design raya a gran altura como suele ser habitual en el fabricante japonés. No falta de nada. En sistemas de asistencia, se agrupan bajo el paraguas del denominado ProPilot tanto el control de carril, la frena de emergencia, el radar del control de velocidad… y se enciende y se apaga con un sencillo botón en el volante. Su funcionamiento no es perfecto, como el de casi todos los ADAS del mercado (e insisten con la conducción autónoma…).



El precio, de 25.550 euros (julio de 2020) para esta versión y acabado me parece muy interesante. Es apenas un 5% más caro que la versión equivalente del anterior modelo y te llevas un coche muy mejorado, no sólo en fachada, sino en elementos más profundos que le permiten volver a plantar cara en este segmento de los “SUV urbanos” con tanto crecimiento en esta época.


NUESTRA NOTA: 8
Valoracion prueba 8
Cosas a favor

Más espacio en maletero y plaza traseras
Estética joven y moderna… sin excesos
Precio y equipamiento de serie

Cosas en contra

Ventilación pobre
Tacto del cambio
Único motor disponible

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 999 c.c.
  • Potencia: 117 CV CEE
  • Par: 200 NM
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual 6 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 421/180/159 cms
  • Peso: 1.182 kgs
  • Ruedas: 225/45R19
  • Maletero: 422 l
  • Cap. Depósito: 46 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 180 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 10,4 seg
  • Consumo medio oficial: 6,2 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, TCS, 6 airbags, aviso de cambio involuntario de carril, sistema de mantenimiento de carril, asistente de frenada de emergencia, cámara de visión trasera, faros LED, luces largas automáticas, reconocimiento de señales de tráfico, ordenador de a bordo con pantalla a color, climatizador, acceso y arranque sin llave, cristales traseros tintados, conectividad Android Auto / Apple Car Play, conexión remota con el vehículo a través del móvil, tablet o PC, pantalla multimedia de 8"...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Nissan Juke DiG-T

  • Los reposacabezas presentan un aspecto de lo más millenial: con los cascos puestos todo el día.

    Los reposacabezas presentan un aspecto de lo más millenial: con los cascos puestos todo el día.
  • Todas las luces delanteras iluminan mediante tecnología LED.

    Todas las luces delanteras iluminan mediante tecnología LED.
  • Las luces de posición traseras también son LED. A la derecha lleva la inscripción del acabado del modelo.

    Las luces de posición traseras también son LED. A la derecha lleva la inscripción del acabado del modelo.
  • Con ese pequeño mando tras el cambio se seleccionan los modos de conducción.

    Con ese pequeño mando tras el cambio se seleccionan los modos de conducción.
  • La pantalla multimedia es muy grande. Las salidas de ventilación, muy pequeñas.

    La pantalla multimedia es muy grande. Las salidas de ventilación, muy pequeñas.
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).