by AUTODOMINIS

Prueba del Skoda Scala 1.5TSi DSG

Skoda Scala 1.5TSi DSG

" Felizmente previsible "

Cuando escuchamos que Skoda pretendía asaltar el segmento de los compactos con un modelo más grande que el indefinido Spaceback y más pequeño que el cada vez más grande Octavia, anticipamos un buen producto, Y no nos equivocábamos.


Desarrollado sobre la plataforma MQB A0, que es la que utilizan los Volkswagen Polo, T-Cross y Seat Ibiza –entre otros-, el Scala sin embargo moja la oreja en tamaño a toda una referencia en el grupo como es el Volkswagen Golf.



A simple vista más que un coche grande parece un coche largo, que lo es, pero sobre todo porque es bajito. Está muy bien proporcionado llamando la tención desde el lateral su pureza de líneas, sin excesivo adorno como es norma en la marca checa, lo curiosas que resultan sus llantas aerodinámicas y esa zaga casi más de ranchera que de compacto, como lo hacía en su día el mencionado Spaceback. Por cierto que esta versión Sport también viene con el portón pitado en negro como lo hacía aquel.



El frente es muy Skoda, con gran presencia de la parrilla, faros en paralelogramo y antinieblas integrados en un gran paragolpes envolvente.
Lo que menos me ha gustado ha sido la zaga. Los pilotos parecen agrandados de manera artificial y habría estado bien trabajar algo más el faldón inferior del paragolpes. No sé, tal vez dejando que asomase el escape en esta versión con ínfulas deportivas.



En el interior encuentras todo lo esperado un Skoda de última hornada: espacio, equipamiento, calidad y “tonterías”… las justas. Quiero decir con ello que el cuadro es convencional, con ordenador de a bordo entre medias de dos esferas grandes que a su vez incluyen otras dos esferas más pequeñas. El volante tiene la multifunción justa, el climatizador va aislado de la pantalla multimedia (aunque haya que recurrir a ella para alguna función) y el freno de mano es por palanca de toda la vida. Y muy bien así. Vamos que hasta si no pides la apertura confort meterías la llave en la clavija de la caña de dirección para arrancar como toda la vida. Son pequeños detalles que a mí me hacen la vida más fácil (o menos ajena) pero que lo alejan las propuestas más Premium de su grupo.



Sea como fuere, a golpe de talonario este coche se puede equipar “hasta las trancas”, y sin que el coste se dispare. Prácticamente todas las opciones de seguridad están disponibles como opción, y otras tantas destinadas a la comodidad. Y hablando de comodidad, destacaré los asientos.

Tienen un diseño deportivo con el reposacabezas integrado y sin embargo resultan de lo más confortables. Son grandes, tienen un buen mullido y contemplan una buena posibilidad de regulaciones. Conseguir la postura adecuada al volante es un juego de niños y dado el espacio interior del coche, se adaptan a las tallas más generosas que no rozarán con su cabeza el inmenso techo panorámico. Un apunte curioso sobre este elemento: su toldilla se pliega/despliega de atrás hacia delante, no al revés como en la mayoría de los coches, así tú puedes ir a la sombra con la cocorota fresca mientras tus niños en las plazas trasera se entretienen mirando las nubes.

Las plazas de atrás, como buen coche de la marca del punky y la flecha (a mí es lo que me parece su logotipo) resultan previsiblemente enormes. Sobre todo en lo que se refiere al hueco para las piernas en sentido longitudinal. Hay espacio hasta para cruzarlas cómodamente. A lo alto, más de lo mismo. El techo sigue quedando lejos. No obstante, no todo podía ser felicidad y a lo ancho, las mediciones indican que sólo dos adultos viajarán a gusto. Por que es que además el túnel central es muy prominente y las formas del asiento central… ni parecen de asiento.
Al menos hay salidas de aire individuales e incluso las butacas de los extremos pueden tener calefacción.



También, antes de abrir el maletero de este coche sabíamos que podíamos contar con él a la hora de hacer una mudanza. Abrimos su tapa (eléctrica, creo que en opción) y nos encontramos con un hueco de 467 litros. El más grande de su categoría, claro. Y con rueda de repuesto. Además tiene ganchos a los lados y el plano de carga queda bastante cerca del suelo. Lo que no hay es linterna extraíble como en otros modelos de la marca. Pienso que ahora se paga aparte en un paquete que se llama “Smart Clever” o algo así que también incluye el rascador de hielo y el paraguas y otras cosillas de las que soy muy partidario.

Los respaldos traseros son abatibles y, aunque la superficie de carga no queda totalmente enrasada, el espacio que dejan es como para llevar un piano de cola sin siquiera desmontarle las patas.



Vamos al tema dinámico.
El motor 1.5Tsi es de momento la opción más potente de la gama Scala. Tiene cuatro cilindros y sus buenos 150 CV. Además viene con un sistema de desconexión de cilindros que nos hace ir con sólo dos de ellos quemando gasolina es situaciones de baja carga. El sistema está muy bien, o es nada nuevo pues ya lo incorporaba Mercedes Benz en sus V12 de hace veinte años pero cada vez se va dulcificando más y prácticamente sólo te enteras de que vas con medio motor por la indicación del cuadro. Pero he dicho prácticamente. Porque con este coche se me han dado varias situaciones en las que no me ha satisfecho del todo. Por ejemplo, ir rodando a baja velocidad (40-50 km/h) para incorporarme a una vía principal tras un ceda el paso con mucha visibilidad y descubrir “la nada” bajo mi pie derecho cuando he querido dar gas de manera notable y entrar con ritmo.



Pero es que iba en dos cilindros, y los otros dos tardan en activarse un poco más de un segundo, sin embargo, tras repetir esta situación y otras análogas descubrí que el problema venía dado por la caja de cambios automática DSG. Sí, ,me gusta mucho la caja DSG de Volkswagen, pero el mapa que le han puesto a este coche por defecto hace que te rompa los nervios. Su obsesión por rodar siempre en la marcha más larga le hace llanear a 50 km/h en sexta, y cuando quieres más chicha tiene que bajar dos y hasta tres relaciones. Como nuestro coche no tenía modos de conducción y en el carril “Sport” la cosa tampoco mejoraba demasiado, he conducido una buena cantidad de kilómetros con él llevándolo en modo manual subiendo y bajando marchas con las levas tras el volante. Y así sí que iba bien. Pero claro, para eso, pues te lo compras manual y asunto resuelto.



El consumo ha sido muy bajo en todo caso, conformándose con 6,3 litros de media a los 100kms de nuestro recorrido mixto. La dirección es poco comunicativa y la suspensión va más enfocada al confort que a la deportividad, y eso con la ruedas de 18”, lo que le convierte en un coche con un buen aplomo que transmite seguridad y que exhibió unas maneras muy neutras y sin aspavientos en nuestro circuito de handling . Los frenos están bien pero acusan el uso intenso dejando el pedal un poco blando. El ABS no saltaba hasta que hundías bien el pie en el pedal.
El motor suena muy poco y apenas tiene vibraciones.



Todo ello nos da un producto notable. A la altura de lo esperado sabiendo lo que se espera de esta marca que nos encanta por lo bien pensado que están sus coches.
Prescinde de lo accesorio para ofrecer un coche con muchas más luces que sombras. Un Skoda que, aunque ya no son esos coches baratos de antaño, tiene un precio más que razonable de algo menos de 24.000 euros (sept-20) para esta versión y acabado y algo más de 21.000 para la misma pero sin DSG (que es la que yo escogería). Otro compacto que deja sin justificación a tanto SUV de medio pelo que hay por nuestras carreteras.


NUESTRA NOTA: 8.5
Valoracion prueba 8.5
Cosas a favor

Relación precio-calidad-equipamiento
Cualidades ruteras
Plazas traseras y maletero

Cosas en contra

DSG obsesionado con marchas largas
Plaza central trasera
Salidas de aire delanteras un poco bajas

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.498 c.c.
  • Potencia: 150 CV CEE
  • Par: 250 NM
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: automática 7 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 436/179/147 cms
  • Peso: 1.190 kgs
  • Ruedas: 205/45R18
  • Maletero: 467 l
  • Cap. Depósito: 50 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 219 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 8,2 seg
  • Consumo medio oficial: 5 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, TCS, ESP, Hill Holder, 6 airbags, control de carril, sistema de frenado de emergencia, control de aparcamiento delantero y trasero, climatizador bizona, ordenador de a bordo, sensor de luces y limpias, volante multifunción, pantalla multimedia de 8", Smartlink, acceso y arranque sin llave, asientos deportivos, cristales traseros oscurecidos, faros antiniebla, pilotos LED, detector de fatiga...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Skoda Scala 1.5TSi DSG

  • Nuestro coche de pruebas era, en concreto, un First Edition, que viene a ser un Sport con mucho equipo opcional, como los faros LED, que merecen la pena.

    Nuestro coche de pruebas era, en concreto, un First Edition, que viene a ser un Sport con mucho equipo opcional, como los faros LED, que merecen la pena.
  • La pantalla multimedia es muy visible y su manejo, muy sencillo.

    La pantalla multimedia es muy visible y su manejo, muy sencillo.
  • Un fastidio son las tomas USB 2.0 (o 3.0, no sé por cuál van). No aptas para pinchos viejos.

    Un fastidio son las tomas USB 2.0 (o  3.0, no sé por cuál van). No aptas para pinchos viejos.
  • Los asientos Sport son más confortables que los Confort de otros coches.

    Los asientos Sport son más confortables que los Confort de otros coches.
  • Un mensaje te avisa de que dos cilindros se han tomado una pausa. Lo de rodar en quinta o sexta a 50 km/h llega a ser cabreante.

    Un mensaje te avisa de que dos cilindros se han tomado una pausa. Lo de rodar en quinta o sexta a 50 km/h llega a ser cabreante.
  • A pesar de su suspensión deportiva, el Scala es cómodo en cualquier circunstancia.

    A pesar de su suspensión deportiva, el Scala es cómodo en cualquier circunstancia.
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).