by AUTODOMINIS

Prueba del Test Volkswagen Polo 1.6TDi 75 5p

Test Volkswagen Polo 1.6TDi 75 5p

" Golfillo "

Adivina adivinanza: Parece un Golf. Se conduce como un Golf. Cuesta casi lo que un Golf… pero es más chiquito. ¿Qué es? ¿Un Audi A3 de segunda mano? ¡No! Hablamos del nuevo Polo.


Empezamos mal. La idea, en esta ocasión, era ofreceros la prueba de un VW Polo en su versión más interesante, la 1.6TDi 90 Sport 3p, sin embargo un cambio a última hora hizo que acabáramos montados sobre una de las menos interesantes, el 1.6TDi de 75 CV, en 5 puertas y con acabado Advance.
Por otro lado, durante el tiempo que duró nuestra prueba no dejó de llover a cántaros, con intervalos de niebla, granizo y vientos huracanados.
Para rematar, y de esto sólo nos dimos cuenta al final, a la fotógrafa se le rompió la cámara, y la de repuesto-por supuesto, estaba sin batería. Solución, tres tristes fotos con el móvil de un servidor en el parking de la oficina. Las hemos preferido antes que cortar y pegar de Internet, para que veáis que estas cosas pasan.



A pesar de todo, incluso con el coche equivocado y las condiciones climáticas más adversas, hemos sacado el test adelante. Vamos con ello.

Y es que en algunos casos, estos días agradecí conducir un Polo.
Por ejemplo a la hora de circular por una autopista encharcada. El aplomo de este coche es extraordinario. Realmente te puedes creer en un Golf, pues pisa fuerte y aguanta la trayectoria sin despeinarse en curvas rápidas de amplio radio. Eso sumado a su bajo nivel sonoro (a revoluciones normales, sin estirar) y a la calidad de su acabado interior, realmente lo sitúa a la cabeza del segmento… o casi.

Porque toda la nobleza de su comportamiento se pierde al contar con un motor insuficiente. Te puedes ver en un coche más grande hasta que hundes el pie en el acelerador, entonces te parecerá que remolcas un coche más grande.
Su TDi resulta perezoso en ciudad (excepto al aparcar) y en carreteras secundarias, donde por cierto, tampoco es un automóvil muy ágil, encontrándose en su salsa tan sólo en vías rápidas de circunvalación con la quinta relación metida y velocidad media legal. Eso sí, al primer repecho, toca saludar a la cuarta.



Esto es frustrante, pues sabemos que bajo el capó late un tetracilíndrico capaz de mucho más, pero al que han atado corto para ofrecer esta versión básica a un público… con pasión por llegar tarde y estresado a todas partes. Otro motivo para no elegir el 90CV no se me ocurre.
Bueno, puede haberlo, y es lo poco que consume esta mecánica. 4,2 l/100kms anuncia la marca, que en nuestro caso han sido 4,9 estirando marchas para no quedarnos atrás. Desde luego sigue siendo un muy buen resultado.
Y buen resultado dan sus suspensiones, con la medida correcta de dureza que lo exculpa de ser un coche blando y la medida exacta de dulzura que lo aparta de ser un coche incómodo. Los frenos tienen un tacto sólido y buen mordiente, y tratándose de un vehículo de poco más de mil kilos, su capacidad de detención es muy buena.

Peor es su espacio interior. Atrás caben tres apretaditos (o enanos), pero dadas las prestaciones del coche a mí no se ocurriría cargarlo con tanto peso. Con dos niños y su equipaje vamos ya sobrados. Porque el maletero está bien. VW nos vende 280 litros de capacidad, pero tiene truco, eso es con rueda de repuesto de emergencia. Con una normal, nos quedamos en los 270 L, que tampoco están muy lejos de su competencia.

Lo que sí está lejos es su precio, pues la mayoría de marcas por los 15.690 euros que cuesta este Polo nos ofrecen motores más potentes y equipamientos más completos. Sí, ya que para optar al coche que veis en la fotos habrá que añadir a esos quince mil y pico los 640 euros del “Pack Advance”, que incluye sensor de presión de neumáticos, ordenador de abordo, rueda de repuesto de emergencia, volante de cuero y llantas de aleación de 15”. También teníamos el “Pack Confort”, que por 250 euros nos da acceso a los faros antiniebla delanteros y el apoyabrazos central. Con lo que ya son 16.580 euros. A mí se me hace caro cuando se trata de ofrecer un coche ahorrador.



Al final me despido de este coche con sentimientos opuestos. Sé que me gusta el Volkswagen Polo, pero también estoy seguro de que no me gusta este Volkswagen Polo.

Si quieres ahorrar con un coche efectivo y bien equipado te recomiendo las versiones equivalentes de su competencia: Peugeot 207, Renault Clio, Seat Ibiza, Citroen C3…
Mientras que si lo que buscas es un coche con un fantástico comportamiento y una calidad una gotita superior, te recomiendo el Polo…1.6TDi 90 Sport 3p.


NUESTRA NOTA: 6.5
Valoracion prueba 6.5
Cosas a favor

Buen rodar
Calidad real y percibida
Equipamiento opcional disponible

Cosas en contra

Precio elevado
Motor perezoso
Falta de agilidad en trazados sinuosos

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.598 c.c.
  • Potencia: 75 CV CEE
  • Par: 19,9 mkg
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual 5 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 397/168/146 cms
  • Peso: 1.157 kgs
  • Ruedas: 175/55R15
  • Maletero: 280 L
  • Cap. Depósito: 45 L
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 170 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 14 seg
  • Consumo medio oficial: 4,2 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, BAS, EDB, ESP, Hill Holder, 4 airbags, aire acondicionado, equipo audio CD-Mp3, elevalunas eléctricos delanteros, retrovisores eléctricos calefactables, rueda de repuesto normal...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Test Volkswagen Polo 1.6TDi 75 5p

Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).