by AUTODOMINIS

Prueba del BMW 320d

BMW 320d

" Incombustible "

Enésimo desarrollo del motor dos litros diesel de BMW que coincide con el lanzamiento de la versión “ecofriendly” 320Ed. Si una promete desarrollo sostenible, la otra, la nuestra, potencia a raudales.


184 CV son los mismos que hace diez años convertían al 530d en “la berlina diesel más rápida del mundo” y ahora, con mucha menos cilindrada, bombo y platillo, son los que impulsan a una berlina pequeña casi más allá de lo razonable con un consumo de mechero. El único peaje a pagar por tanto avance en el rendimiento ha sido la suavidad. Pero eso lo veremos luego.



Pero no muy luego, pues del resto del coche ya poco se puede escribir que no hayamos dicho ya. No es ni la berlina más grande ni la más bonita de su segmento, pero sí una de las mejores hechas y que, años después de su lanzamiento, sigue presumiendo de contar con el mejor comportamiento en carretera.

El interior es pequeño y, a menos que tiremos de opcionales, bastante austero.
De serie contamos con lo imprescindible y nada más. Hay poco, pero todo lo que se ve (a excepción de la radio que es una auténtica porquería) es de bastante buena calidad.



La posición al volante es perfecta, y el tacto de sus mandos de lo más natural que te puedas encontrar. Subirse a él de nuevas es como subirse a un coche que llevamos conduciendo mucho tiempo. Nada desentona, nada desagrada, nada extraña y todo funciona. Incluido el Start/Stop, ese sistema horroroso del que se valen las marcas para homologar consumos imposibles con emisiones irreales y que detiene nuestro motor a la primera de cambio. En mi caso, me harté tanto yo de él como él de mí, y transcurridos unos días dulcificó su función y puso menos celo en su oficio. Total, que al final llegamos a un acuerdo en el que yo no le apagaba si él no se obsesionaba en cortar el encendido a cada dos segundos seguidos con el coche detenido.



Las plazas de atrás resultan angostas para tres ocupantes y el maletero, con 450 litros a costa de no contar con rueda de repuesto, ni gato, ni kit reparapinchazos ni nada de nada… resulta aprovechable. Por cierto, que lleva neumáticos antipinchazos RunOnFlat, por eso prescinde de todo lo anteriormente mencionado.

Y los pilotos traseros con nuevos leds se ven un tanto pobres de día, pero perfectamente calibrados para la noche. No son de esos refulgentes que insisten en dejarte ciego sólo para demostrar que están ahí.
Por delante, la principal novedad es que aunque no montes faros de xenon, podrás tener esos aritos tan chulos que se iluminan, pues hacen las veces de luz de día y, aunque parezca mentira en la marca y no te lo puedas “ni de creer” son de serie.



Pero vamos a ponernos en movimiento para sacar jugo al “nuevo” motor y “nueva” electrónica”. Lo primero que llama la atención al arrancar es el ruido que hace. Suena a tractorcito. Y la vibración al ralentí, que nos masajea pies y glúteos al son de subida y bajada de biela. Metemos primera en una palanca de duro pero muy preciso guiado y a disfrutarrrr.rrrrrr.rrrrrr (por el ruido del motor, añado).

Ganamos velocidad sin quererlo. En serio. Quiero ir despacio pero “algo” o “alguien” (190 equinos de vapor, por ejemplo) me impulsan hacia delante. El coche gana velocidad como una apisonadora y me obliga a zigzaguear entre el tráfico de la autopista. Me dan las luces. Pongo cara de pena. Me disculpo. Os juro que no es culpa mía. Este coche no sabe ir más despacio.
De siempre la Serie 3 de BMW ha hecho gala de un comportamiento netamente deportivo, pero en este caso, casi se han pasado. Menos mal que como dije antes todo el conjunto del chasis sabe estar a la altura, porque si no esto no sería otra cosa que un ruidoso misil balístico a la búsqueda de objetivo.
Pero va muy bien, y por ello, le perdono la vida.



Es ruidoso, en ocasiones incómodo y carece de modales. Pero basta con experimentar la capacidad de propulsión de sus ruedas traseras para caer rendido a sus pies.
Y lo del consumo ya es de otro planeta. 5,5 litros de combustible de media al ritmo que demanda el coche, que vuelvo a decir que es muy elevado.

Como elevada es su factura. 38.000 euros de vellón por un volante, cuatro ruedas y un pedazo de motor. A ellos habría que añadir algún paquete de equipamiento para que no se rían de nosotros por la calle los conductores de coches la mitad de caros y el doble de equipados. Esto es muchísimo dinero en total. Lo bueno es que como el Serie 3 de BMW afronta ya sus últimos dos años de existencia, no son raras las promociones, y nosotros hemos encontrado este coche por 31.400 euros con el paquete Edition incluido (faros de xenon, sensor de luces y limpias, control de velocidad y parktronic trasero). Esto ya es más razonable.

Y hablando de razones, y sin entrar en su competencia, la compra de este coche hay que razonarla mucho, pues no es para cualquiera. Su total ausencia de refinamiento y su comportamiento netamente deportivo lo dirigen hacia un público mucho más dinámico, quizá más joven y algo “quemadillo”. Para todos los demás –y hasta yo me incluyo- la impulsividad del modelo puede resultar tan excesiva como un trago de lejía: Te limpia sí, pero te quema. Es por ello que “a todos nosotros nos recomiendo” acceder al escalón superior y optar por el 330d, que tiene más de todo y además, te lo ofrece con un lazo de seda.


NUESTRA NOTA: 7.5
Valoracion prueba 7.5
Cosas a favor

Comportamiento dinámico
Rendimiento mecánico
Consumos asombrosos

Cosas en contra

Ausencia total de refinamiento
Equipamiento de serie pobre
Interior poco aprovechado

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.995 c.c.
  • Potencia: 184 CV CEE
  • Par: 38,7 mkg
  • Tracción: trasera
  • Caja de cambios: manual 6 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 453/181/142
  • Peso: 1.420 kgs
  • Ruedas: 205/50R16
  • Maletero: 460 l
  • Cap. Depósito: 60 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 235 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 7,5 seg
  • Consumo medio oficial: 4,7 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, EDB, ESP, TCS, control de frenada en cuerva, 6 airbags, climatizador bizona, sensor de presión de ruedas, equipo de audio CD, faros antiniebla, ordenador de a bordo, volante regulable multifunción de cuero, sistema start/stop con indicador de marcha ideal...

"Bonus Gallery"
Fotografías del BMW 320d

Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).