by AUTODOMINIS

Prueba del Kia Cee´d 1.6CRDi Emotion

Kia Cee´d 1.6CRDi Emotion

" A la vuelta de la esquina "

Si hace algunos años eran los fabricantes japoneses los que amenazaban en varios frentes la hegemonía de los constructores del viejo continente, hoy el nuevo desafío nos llega desde Corea, con productos cada vez más cercanos a nuestros gustos.


Y es que parece que a Japón se le ha olvidado construir coches compactos. De entre toda la oferta que nos llega del país del sol naciente tan sólo el Mazda 3 y el Nissan Leaf podrían entrar en este segmento. Y por la puerta eléctrica este último, ya ves tú. También está el Lexus CT200h en un escalón superior y para de contar. Porque Qashqai, Subaru XV y demás SUVs pequeños son otra cosa.

¿El Honda Civic? También es reflejo de lo que digo, pues su anterior generación resultaba en términos generales mucho más completa que la actual. Una pena.
El nuevo Toyota Auris, por su parte, todavía tiene que demostrar que es menos insulso que el modelo saliente.



Así las cosas, sus vecinos coreanos no dejan de mejorar poquito a poquito. Ahí están los nuevos “Hyundais”, esa Daewoo acertadamente convertida en Chevrolet o, puntualmente, esta Kia.

El Kia Cee´d –el único coche con apóstrofe en su nombre- ya se ganó un buen grupo de partidarios en su anterior encarnación, convenciendo a escépticos que en Seúl sabían tanto latín como en Tokio a la hora de hacer coches. El modelo dio buen resultado en ventas y fidelizó a una buena parte del público que ha decidido repetir de marca.

Por ello, mejor dicho, por ellos, la marca no se podía permitir un desliz a la hora de presentar la segunda versión del modelo. Sin embargo, tampoco se resignaron a dar dos o tres pinceladas e insistir en que lo han cambiado todo, como hace Volkswagen con su Golf desde la quinta generación.

No, ellos han preferido afilar los rasgos del coche, dotándolo de una identidad más dinámica y trabajando el detalle para sumar puntos en la percepción de calidad incluso antes de abrir la puerta.



En el frontal los detalles cromados, la parrilla bien rematada y, sobre todo, unas ópticas de diseño punzante suman agrado a su “cara”. De perfil llama la atención el remarcado aspecto agudo que muestra el coche hasta el pilar B, con un morro largo y un parabrisas muy tendido. De ahí para atrás, menos novedad, con una zaga que como principal detalle exhibe salida de escape ovalada e iluminación LED en este acabado. Por cierto, que visto desde esta perspectiva, algunas personas me han comentado que se da un aire al Opel Astra. No sé, pero de dárselo, sería a un Astra tras una dieta Dunkan o de la alcachofa, pues este coche es y parece mucho más ligero.

El interior es perfecto reflejo del ADN de la marca. Esto es, muchas cosas y todo muy aparente. Tras haberme bajado de un Kia Optima hace pocas fechas, ahora me encuentro frente a casi lo mismo, pero a escala. El interior del Cee´d también revela buenos plásticos mullidos, detalles lacados en negro, un volante “muy multifunción” e información abundante, clara y sencilla. Aunque echo en falta un indicador de temperatura del motor, que al parecer hoy en día debe estar compartiendo exilio con la otra gran olvidada: la rueda de repuesto. No lo digo sólo por este coche, lo digo por casi todos los que de esta guisa en estos tiempos se venden en nuestro mercado.



Pero en el Kia, lo que sí tenemos es una buena y resultona pantalla multifunción en el cuadro, otra en lo alto del salpicadero, otra que cumple como navegador –de serie- y una cuarta que sirve como información de la climatización. Por displays que no quede.

Lo que también hay son múltiples reglajes eléctricos para el asiento del conductor. Gracias a ellos obtenemos una postura decente a los mandos con muy poco esfuerzo .Y como tiene memoria, podemos ceder nuestro puesto sin que para volver al origen tengamos que apretar más que un botón en la puerta.
La visibilidad es buena en todos los ángulos excepto el trasero. Afortunadamente disponemos de cámara de marcha atrás, cuya ubicación no es que esté mal disimulada, es que ni tan siquiera se han propuesto esconderla.

Los asientos, tapizados de cuero bicolor, presentan un mullido que yo calificaré como “duro”, es decir, un punto por debajo de “casi insufribles” y a dos de “rompe espaldas”. Alejados de la misma manera de la categoría “cómodos” de nuestra escala. La sujeción lateral es buena en el respaldo y escasa en la zona de las posaderas.

Como detalles prácticos, en el interior encontramos un buen número de huecos y guanteras. Amén de dos posavasos en la zona del freno de mano (por botón en esta versión).



El aprovechamiento del interior es óptimo en las plazas delanteras y entra en la media de los compactos en su parte trasera. Con 360cms a lo ancho y 935cms a lo alto desde la banqueta y un suelo casi plano, se pueden acomodar tres pasajeros de talla media. Lo único de lo que se podrán quejar estos es de que no exista un plafón de luz que ilumine sus plazas.

El maletero, con 380 litros, está en la media y es bastante aprovechable.

Puesto en marcha la mecánica de este Cee´d se muestra tan poco ruidosa como lo bueno que se me antoja el aislamiento. Fuera el coche suena poco, dentro, casi nada. La contención de vibraciones también está bastante conseguida.
La caja de cambios de 6 velocidades tiene un tacto duro, pero es precisa a la hora de un manejo rápido siempre y cuando éste sea decidido. El recorrido de los pedales así como su función está bien medido y la dirección, con tres grados de dureza, incluso en el modo sport conserva mayor sensación de filtración que otros coches de la categoría con menos goyería.



Este propulsor 1.6 CRDi, personalmente me gusta más que el 1.7 que con mismo apellido montan los modelos más grandes de la casa. La diferencia de potencia es casi marginal (128CV frente a 136CV) aunque en el par máximo sí que difieren, pero el funcionamiento es muy similar y el consumo se mantiene siempre aquí sensiblemente bajo, como han sido los 6,4 litros obtenidos por nuestro “Centro Técnico” (en nuestro caso es más bien un “Técnico de Centro”) en su medición de 104kms recorridos. Ahora, un consumo muy alejado de los irreales 3,8 que homologa la marca para este coche... El Stop Start va bien. Poco más se puede decir de este molesto dispositivo, ¿no?

Añadir que este diesel es un bloque perezoso. Le cuesta subir de vueltas y recuperar es más una cuestión de fe que de prestación pura. No obstante, asociado al cambio manual se le puede sacar jugo más allá de lo que da de sí un 1.7CRDi automático. También tengo que reconocer que probado el 1.4CRDi de 90CV disponible en la gama… hay que estar muy seguro para querer esta mecánica. Va mejor, claro, pero sólo a un alto nivel de exigencia –adelantamientos frecuentes, viajes a cruceros elevados y sobre todo, incorporaciones rápidas a la autopista-.
Los frenos cumplen, con unas distancias de detención en caliente inferiores a los 36m pasando de 100km/a 0. El ABS y el ESP parecen bien calibrados.



Párrafo aparte merece el comportamiento del chasis. En cuanto a rigidez y aplomo no hay mácula. Tampoco su confort de bacheo es criticable, pero cuando la carretera se pone “chunga” y el asfalto no es el de autopista de peaje… La estructura parece que se descompone y las ruedas no encuentran la trazada. Eso lo puede convertir en el coche errático que poco ha gustado a muchos de mis compañeros –que parece que deben conducir un Lotus Elise de camino al trabajo cada día…-. Pero, si te gusta el coche y este apartado te inquieta, no te preocupes, la solución tiene una fácil receta: levanta el pie derecho. Ya está. Para las veleidades más deportivas la marca está ultimando el Kia Pro Cee´d (esta vez más cupé que simple versión de tres puertas) con unos trenes rodantes optimizados.

Hasta aquí el Cee´d 1.6CRDi (el CeRDi, le llaman algunos) se muestra como una alternativa perfectamente válida entre la competencia “de toda la vida”. Parece más dinámico que algunos pero no lo es tanto como otros, no es la primera vez que pasa.



Donde marca las diferencias es en un punto crucial durante estos días, que es lo que te dan por lo que pagas. El acabado Emotion lo trae todo, desde llantas de 17” a sistema de mantenimiento de carril –no actúa sobre el volante, sólo avisa- , asistente de parking o faros de xenon pasando por el órdago a la grande que son los 7 años de garantía.

Todo ello en un continente moderno, atractivo y práctico. Y a un precio que no llega a los 24.000 euros de tarifa. Su principal problema viene por encontrarse en uno de los segmentos más beligerantes del mercado, donde lo experimentos mejor se hacen con gaseosa y las nuevas propuestas tardan en consolidarse. Tal vez sólo sea cuestión de paciencia que el comprador español amplíe su abanico a la hora de elegir coche hacia una Corea, cada vez más cercana.



NUESTRA NOTA: 8
Valoracion prueba 8
Cosas a favor

Relación Calidad/Precio
Equipamiento de serie
Garantía

Cosas en contra

Motor perezoso
Comportamiento al límite –al que no llegarás jamás-
Consumo real y oficial muy distante

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.582 c.c.
  • Potencia: 128 CV CEE
  • Par: 26,5 mkg
  • Tracción: delantera
  • Caja de cambios: manual 6 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 431/178/147 cms
  • Peso: 1.300 kgs
  • Ruedas: 225/45R17
  • Maletero: 380 l
  • Cap. Depósito: 53 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 197 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 10,7 seg
  • Consumo medio oficial: 3,8 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, EDB, ESR, ESP, Hill Holder, 6 airbags, asientos eléctricos, climatizador bizona, tapicería de cuero, cámara de marcha atrás, control y limitador de velocidad, faros de xenon, luces diurnas LED, bluetooth, parktronic con asistente, puerto USB, ordenador de a bordo, cristales traseros tintados, arranque y acceso sin llave...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Kia Cee´d 1.6CRDi Emotion

  • Profusión de información, botones y mandos de cara al conductor

    Profusión de información, botones y mandos de cara al conductor
  • Asientos delanteros de buen tamaño y con un firme mullido

    Asientos delanteros de buen tamaño y con un firme mullido
  • Plazas traseras muy aprovechables incluso por 3 adultos

    Plazas traseras muy aprovechables incluso por 3 adultos
  • ¿Será Corea el nuevo Imperio del Sol Naciente?

    ¿Será Corea el nuevo Imperio del Sol Naciente?
  • Cámara de marcha atrás disimulada como un grano en la frente

    Cámara de marcha atrás disimulada como un grano en la frente
  • 7 años de garantía es como para estar muy seguro de este coche...

    7 años de garantía es como para estar muy seguro de este coche...
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).