by AUTODOMINIS

Prueba del Nissan Qashqai 1.6Dci 4x4

Nissan Qashqai 1.6Dci 4x4

" Inexpugnable "

A punto de cumplir con su primer ciclo de vida en el mercado, el compacto SUV de Nissan, lejos de perder argumentos en los que fundamentar su éxito, no hace otra cosa que sumarlos. Buen ejemplo de ello es el añadir este motor 1.6Dci a su gama.


Como el búnker de la Guerra Civil que ilustra esta prueba, el Nissan Qashqai lleva ya cerca de 8 años aguantando envites por todos lados.
Desde que la marca japonesa descubrió la fórmula del “compacto crossover” y rompió el mercado a base de ingentes cantidades de ventas, han sido prácticamente todos los fabricantes los que antes o después se han subido a este caballo ganador reclamando su parte del pastel en el segmento.



Todos sus adversarios han intentado reinventar la pólvora buscando añadir valor a sus productos para diferenciarlos y hacerlos más atractivos año tras año, mientras, como ajeno a esa vorágine que él mismo desató, el Qashqai sufrió hace tres años un somero restyling y hace poco más de 11 meses, la incursión de un nuevo motor y pequeñas mejoras de equipamiento. Lo justo y necesario para mantenerse vigente y asegurar su hegemonía en la mayoría de mercados.

Y es que el que pega primero, pega dos veces, y como un baluarte inexpugnable, el Qashqai resiste asalto tras asalto casi con indiferencia. Pero, ¿en realidad merece semejante fama y confianza? A eso vamos.



Bien, como coche práctico y versátil ya nadie duda de su bondad.
Bajo una apariencia agradable y nada estridente encontramos un coche de dimensiones contenidas en su exterior y un buen aprovechamiento del espacio en el interior.
Sin duda los hay más apañados por dentro, pero los que ganan centímetros por un lado los pierden por el otro desequilibrando el conjunto, con lo que, comidos por servidos.
El Nissan ofrece unas buenas plazas delanteras y unas buenas plazas traseras conservando un maletero más que razonable, y para quien quiera más, existe la posibilidad de escoger la versión “+2”, con siete asientos o capaz de lidiar con 50 litros más de capacidad de carga pagando muy poco más y ganando 21 centímetros de largo y tres de alto. Ya tuvimos un ejemplar de estos por aquí, con tracción 2WD, y nos dejó un gran sabor de boca.



Respecto a su habitáculo, prácticamente se mantiene intacto desde su lanzamiento, arrojando una combinación de plásticos duros y blandos de mejor calidad que apariencia, sólidos en sus ajustes y fiables en sus funciones.
Desde el puesto del conductor dominamos todos los ángulos del coche, aunque para más “INRI”, disponemos en este acabado Teckna Premium de las cámaras perimetrales “Bird View”, que permiten visualizar todo el entorno del coche en cuanto ponemos la marcha atrás –también a baja velocidad hacia delante pulsando el botón correspondiente-. Un extra de serie muy cómodo, y por el que otras marcas te cobran el oro y el moro. Quizá su único inconveniente es que la pantalla, que también hace las veces de navegador, queda un poco baja.



Aparte de ello, el volante multifunción tiene un extraordinario agarre, el cuadro es de lo más completo y la consola central, gracias a la pantalla táctil, queda despejada de botones y deja a la vista poco más que las roscas de una climatización muy eficiente.

Hay huecos en las puertas, entre los asientos, en el reposabrazos central y frente a la palanca de cambios. La postura de conducción es muy natural y el ambiente creado, merced al gran techo panorámico, muy luminoso y agradable.
En las plazas traseras, a las que se accede por unas puertas pequeñas pero de amplia apertura, se pueden acomodar dos adultos y un niño sin problemas de altura y longitud, pero tal vez sí a lo ancho. La plaza central está más elevada que las de los extremos y su respaldo resulta duro. El túnel central por otro lado –por el de abajo puntualmente- no llega a molestar, pero está presente.



La tapa trasera, por su parte, deja un gran espacio diáfano para acceder a un maletero capaz y aprovechable, cuyo principal “pero” es el no contar con rueda de repuesto bajo su base y el pequeño escalón a modo de agujero que hay que franquear a la hora de meter, y sobre todo sacar, objetos pesados de su interior.

Hasta aquí muy pocos defectos se le pueden sacar a este coche. Incluso nosotros con nuestra “tabla inversa de puntuación” (partimos de un total y vamos restando) casi no hemos sacado el boli más que para mordisquear su tapa.
Y todavía puesto en marcha, la cosa incluso sólo puede mejorar.



Porque bajo el capó tenemos el bloque Renault 1.6 diesel de 130CV. Un propulsor mucho mejor que el 1.9Dci al que sustituyó y me atrevería a decir que un guantazo en la cara del 2.0Dci de 150CV también presente en la gama.
Pero no sólo eso, nuestro coche viene con la tracción total con embrague multidisco, un plus de funcionalidad para un coche ya de por sí polivalente.
El cambio de marchas es el normal de 6 velocidades, sencillo y apropiado.

Pero empezando por el bloque, decir que es el diesel pequeño que más me gusta ahora mismo. Es bastante suave, muy utilizable en todo su rango de revoluciones y frugal en consumo, ya que con el modo 4x4 activado durante la medición, nos arrojó una media inamovible de 6,5 litros a los 106 kms recorridos. Un start and stop “aceptable” a su vez pone otro granito de arena en uso urbano.
También muy bien las prestaciones que le otorga al coche, con una aceleración de 0 a 100 km/h que baja de los 11 segundos –por los pelos- y unas recuperaciones si no fulgurantes, sí seguras para afrontar adelantamientos en quinta y sexta con total seguridad. Es el motor que mejor le va, sin duda, a este coche. El superior queda para los que necesiten o prefieran el cambio automático, no disponible en este mil seiscientos.

Respecto a la tracción, el sistema con tres posiciones -2WD, Auto y LOCK- seleccionables a golpe de rosca junto al freno de mano, puede hacer las delicias de los que suelen afrontar imponderables en su camino. Como el que nos propuso nuestro fotógrafo cuando decidió llegar a la fortaleza de las fotos para hacer unas tomas. Para ello tuve que saltar una zanja, vadear un charco que ríete tú del lago Ness, deforestar matorrales y matojos y subir una pendiente de hierba fresca trufada de rocas y piedras sueltas. Un pequeño desafío que el Qashqai solventó sin más percance que el vapor que durante tres minutos estuvo expulsando de su capó tras el remojón de primavera.



Ya sé que el porcentaje de ventas de la versión con dos ruedas motrices más que duplica al de la versión 4WD, pero… puestos a tenerlo todo… ¿por qué conformarse?
Es verdad que su altura y ángulos no invitan a mucho mayor desplante, pero como he podido comprobar –casi sin querer- ello va en función de lo que te importen tus bajos, pues el coche, mientras sus ruedas “de calle” traccionen, se lanza como un toro a por el capote por alto que sea.

La dirección y los frenos luchan por estar a la altura, con tacto gomoso una y recorrido dubitativo de pedal los otros, pero cumplen. Las suspensiones sí que suman valor al conjunto. De hecho, gran parte del mérito de que el Qashqai se conduzca por carretera como un compacto más, es suyo. Mantienen el aplomo, la trazada y el confort casi ante cualquier circunstancia.

Todo ello define un coche francamente completo. Con muchas virtudes y muy pocos defectos. Concluyendo aquí, su valor sería muy alto como producto en sí y en relación con su competencia. Pero se puede ir un poco más allá, se puede valorar en función de los 29.550 euros que cuesta en este acabado (aunque se puede conseguir por poco más de 27.000 según promociones y concesiones…). Realmente lo que te llevas por ese precio, coche aparte, es un equipamiento abrumador en el que no falta absolutamente de nada. Tan sólo añadiendo 700 euros más lo sacas como el de las fotos, que cuenta con los dos únicos opcionales disponibles (llantas de 18” y pintura metalizada). Ya que todo lo demás, faros bixenon, tapicería de cuero, sistema de navegación, techo panorámico, Bird View, equipo de sonido Bosé, cristales tintados… es de serie.

Analizado el coche en su conjunto y por separado cada uno de sus elementos, se puede responder aquí ya con criterio a la pregunta inicial sobre si el Qashqai merece el éxito cosechado durante toda su andadura: Sí, lo merece. Con este motor casi más que antes.

Espero que el nuevo modelo que ha de aparecer tímidamente a finales de este año, conserve su legado.




NUESTRA NOTA: 9.5
Valoracion prueba 9.5
Cosas a favor

Versatilidad de uso
Motor excelente
Relación calidad/precio/versatilidad/equipamiento

Cosas en contra

Sin rueda de repuesto
La radio se oye mal
Pantalla del navegador demasiado baja

motor
MOTOR
  • Cilindrada: 1.598 c.c
  • Potencia: 130CV CEE
  • Par: 32,6 mkg
  • Tracción: integral conectable
  • Caja de cambios: manual 6 velocidades
dimensiones
Dimensiones
  • Largo/ancho/alto: 433/178/161 cms
  • Peso: 1.562 kgs
  • Ruedas: 215/55R18 op.
  • Maletero: 400 l
  • Cap. Depósito: 65 l
prestaciones
Prestaciones
  • Velocidad máxima: 190 km/h
  • Aceleración 0-100km/h: 10,9 seg
  • Consumo medio oficial: 5,5 l/100kms
equipamiento
Equipamiento
  • Equipamiento: ABS, EDB, ESP, BAS, TCS, 4 airbags (laterales de cortina), bluetooth, climatizador, cámaras de aparcamiento, asientos con reglaje eléctrico y calefactables, tapicería de cuero, navegador, techo panorámico, faros de xenon, sensor de luces y limpias, control y limitador de velocidad, faros antiniebla, cristales oscurecidos, barras en el techo...

"Bonus Gallery"
Fotografías del Nissan Qashqai 1.6Dci 4x4

  • Atraída por el magnetismo de nuestro coche, una parte de campo se vino con nosotros

    Atraída por el magnetismo de nuestro coche, una parte de campo se vino con nosotros
  • Da gusto maniobrar el Qashqai a vista de pájaro

    Da gusto maniobrar el Qashqai a vista de pájaro
  • Las cámaras laterales, situadas bajo los retrovisores

    Las cámaras laterales, situadas bajo los retrovisores
  • La cámara frontal situada... en el frontal, claro

    La cámara frontal situada... en el frontal, claro
  • Cuadro claro y completo. Volante agradable de agarrar

    Cuadro claro y completo. Volante agradable de agarrar
  • Mucho ojo con este coche, como indica el graffiti con razón

    Mucho ojo con este coche, como indica el graffiti con razón
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).