by AUTODOMINIS

Lancia Thema

Lancia Thema

" Temática italiana "

El Lancia Thema de primera generación fue la berlina de lujo de la marca italiana con mayor éxito de ventas en nuestro país. Era un coche grande, bien equipado, de apariencia señorial, precio adecuado y buenos motores, más allá del celebérrimo 8.32.


El Lancia Thema de primera serie se lanzó en el año 1984, aunque a España no llegó hasta bien entrado 1985 para sustituir al casi desconocido Lancia Trevi. Su diseño corrió a cargo de Italdesign (Giugiaro) mientras que la versión familiar, de muy escasa difusión, se encargo al estudio Pininfarina. Con semejantes padrinos la estética del coche no podía estar más lograda… para los estándares de los 80.



Su carrocería de tres volúmenes media 4,59 metros de largo por 1,75 de ancho, lo que ahora lo colocaría en el segmento de berlina medias - tirando a pequeñas. La plataforma, Type 4, era la más moderna disponible en el grupo sobre la que también se montaban el Fiat Croma, el Alfa 164 y el Saab 9000. De entre ellos, el Lancia fue el que mejor supo conjugar confort con deportividad y acentuar el lujo.



La gama de motores paras esta primera serie (1984-1988) se componía detrás variantes gasolina y una diesel. Entre las primeras había un 2.0L aspirado (Thema i.e.) con 120CV, un 2.0L con turbo (Thema i.e. turbo) de 165CV y la versión más exclusiva dotada de un bloque V6 de 2.8L usado en Volvo y Renault de 150CV (Thema 6 V). Como tope de gama estaba el mencionado Thema 8.32 (8 cilindros, 32 válvulas) con un motor procedente de los Ferrari 308 pero en el caso del Lancia, montado transversalmente y con tracción a las ruedas delanteras, lo que pudo no ser una gran idea… Pasaba de los 200CV y venía con un interior específico y demás. No me detendré mucho más en él puesto que ya hay cientos de textos dedicados en exclusiva a él y… yo lo conocí en su día y más tarde con mayor detenimiento y la verdad, más allá de su alerón retráctil y de contar con algún anagrama de “il cavallino rampante”, no es para tanto.
Más interesante era su versión turbodiesel (Thema DS), un 2.5L fabricado por Sofim con 100CV que luego subieron a 118CV en su restyling de 1988, pero que desde el inicio, le metió en la competición de los diesel más rápidos junto a BMW 524td y Mercedes 300D.



El cambio podía ser manual de cinco velocidades o automático de cuatro.
En principio, la política de acabados era vincularla a la mecánica escogida, con pocas variaciones (la tapicería y los insertos). Todos contaban con dirección asistida, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado y aire acondicionado. El climatizador automático sí que era opcional, al igual que las bonitas llantas de aleación y los faros antiniebla, pero casi todos los dueños de Thema i.e. en nuestro país apostaron por estos elementos que quedaban muy chulos y no eran excesivamente costosos. El ABS era opcional en toda la gama y sí salía caro (252.000 “pelas” pedía la marca por él).



El rediseño de 1989 afectó sobre todo a su frontal y a su gama de motores, puesto que las versiones de dos litros recibieron culata de 16V incrementando su potencia un 20%. También se incluyeron insertos de madera en el interior que le daban un toque más lujoso y nuevas tapicerías.

En el año 92 se volvió a revisar el modelo a modo de despedida, y entonces sí se incorporaron más acabados disponibles (Base, LE, LS y LX) así como le cambiaron el viejo motor PRV al V6 por un 2.9L procedente de Alfa Romeo, mucho más puntero.



En el año 1994 el Thema fue sustituido por el Lancia Kappa, con infinita menor difusión en España. Y luego del fracaso comercial del Lancia Thesis, se recuperó el nombre del Thema a modo de gancho, con ese Chrysler 300C travestido, pero parece que no logró engañar a nadie.
En total se fabricaron 336.000 ejemplares del Lancia Thema de primera generación.

El precio en nuestro mercado para un Thema i.e. en 1988 era de 3.277.830 pesetas (unos 19.700 euros), mientras que un Thema ds salía por 3.626.532 pesetas (21.795 euros). Harina de otro costal era el 8.32: 7.445.527 pesetas (casi 45.000 euros).



A la prensa de la época le gustó el espacio de maletero, el compromiso entre confort y dinamismo, su equipamiento generoso, el interior bien aprovechado (y su tapicería de Alcántara), y las prestaciones que desarrollaba. Por contra, le ponían falta en un acabado de materiales mediocres (plásticos), la rumorosidad al ralentí del motor diesel y el tacto esponjoso de su pedal de freno.


"Bonus Gallery"
Fotografías del Lancia Thema

  • El interior del Thema estaba muy bien resuelto, con buenos asientos y espacio para cinco personas y su equipaje.

    El interior del Thema estaba muy bien resuelto, con buenos asientos y espacio para cinco personas y su equipaje.
  • Para los más pudientes, existió una bonita versión limusina. Eran los años ochenta, y estas carrocerías estaban de moda.

    Para los más pudientes, existió una bonita versión limusina. Eran los años ochenta, y estas carrocerías estaban de moda.
  • En la segunda generación se afilaron los rasgos, se mejoraron los motores y se dio un toque más lujoso al interior.

    En la segunda generación se afilaron los rasgos, se mejoraron los motores y se dio un toque más lujoso al interior.
  • El coche destilaba lujo, confort eficacia y dinamismo, según la publicidad de la época.

    El coche destilaba lujo, confort eficacia y dinamismo, según la publicidad de la época.
  • Del 8.32, más que con el motor Ferrari, yo me quedo con el alerón retráctil. No en vano decoraba la portada de su catálogo.

    Del 8.32, más que con el motor Ferrari, yo me quedo con el alerón retráctil. No en vano decoraba la portada de su catálogo.
  • En el año 2012 el Thema volvió, pero simplemente era su nombre en la carrocería de un Chrysler 300C. Tampoco tuvo mucho éxito.

    En el año 2012 el Thema volvió, pero simplemente era su nombre en la carrocería de un Chrysler 300C. Tampoco tuvo mucho éxito.
Curro San Miguel.com
Equipo C
Francisco -Curro- San Miguel (Editor), Marisa Castre (Directora de Contenidos), Santi García, F. David Arós, Michael D. Hesse, David S. Pareja (Colaboradores), Roberto Sanjuan (Webmaster).